Pedro Luis Díaz no es un entrenador cualquiera. Por eso hay tomarlo en consideración cuando asegura que conoce el antídoto para que su discípulo boricua Miguel Cotto (37-2-0, 30 KOs) derrote al invicto estadounidense Floyd “Pretty Boy” Mayweather (42-0-0, 26 KOs), el próximo 5 de mayo en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada.

“(Mayweather) tiene dos cuestiones de las cuales todo el mundo habla: rapidez y defensa. Pero hay que estar muy claro: para todo hay medicina y la van a tener el día 5”, dijo el adiestrador al diario Primera Hora en el inicio de la gira promocional del pleito Mayweather vs Cotto, celebrada en Puerto Rico.

La credibilidad de Díaz, pupilo aventajado del profesor cubano Alcides Sagarrra (considerado el mejor entrenador de boxeo amateur del siglo XX), se sustenta en su dedicación al estudio del arte de Fistiana y sus logros con la escuadra nacional de su país y de República Dominicana.

Sus aportes contribuyeron a consolidar a la escuela cubana de boxeo y por sus manos pasaron varios grandes como el mítico Félix Savón (seis veces titular universal y tres olímpico) o el controversial Joel “Cepillo” Casamayor (vencedor en los Olímpicos de Barcelona 1992), que luego fuera también campeón mundial en el profesionalismo.

“Todo el mundo habla que es el combate más fuerte de Miguel, que es el más grande. Yo pienso que el más fuerte y el más grande no han llegado. Yo pienso que es otro combate más y uno en el que va a salir por la puerta ancha”, insistió con cierta displicencia el profe, que también estuvo en la esquina del quisqueyano Félix Díaz cuando este ganó el oro olímpico en Beijing 2008.

De cualquier manera, y como buen estratega que es, no “vendió” sus armas y prefirió la callada cuando su interlocutor preguntó por ese “antídoto” al que hizo mención.

El antillano estuvo en medio del huracán mediático cuando Cotto se inclinó por él previo a la revancha ante el mexicano Antonio Margarito (38-8-0, 27 KOs), prescindiendo de los servicios del reconocido Emanuel Steward, un preparador que es miembro del salón de la fama.

“Es un estudioso del deporte. A pesar de que es su primera gran pelea como entrenador de boxeo profesional, confío en él. Conozco a Pedro hace muchos años y sé que de la mano de él vamos a obtener la victoria esa noche”, dijo Cotto el día del combate.

Aquella jugada que muchos tildaron como descabellada no lo fue y Cotto derrotó por nocaut al azteca en el Madison Square Garden de Nueva York. Ese 3 de diciembre le devolvió la píldora a Margarito -le había quitado el invicto el 26 de julio de 2008-, dándole una clase magistral.

“Margarito es diferente a Mayweather en muchos aspectos tácticos, técnicos y competitivos. Entonces la táctica, la preparación, todo va a ser diferente. Pero de lo que estamos seguros es que tendremos la victoria”, remarcó Pedro Luis.

El cubano lleva más de dos semanas entrenando con Cotto en Puerto Rico y aseguró que éste no siente ninguna presión de enfrentar a Mayweather, considerado el número uno libra por libra del mundo junto al filipino Manny Pacquiao.

Pedro Luis no habrá expuesto su plan de combate, pero dejó en claro que la mayor virtud de su alumno es la fuerza mental. “Para ganar en cualquier deporte, se tiene que saber utilizar el cerebro, que es lo que dirige los brazos. Cotto es un boxeador inteligente, un boxeador rápido, un boxeador técnico y tiene lo que falta en el boxeo, que es el coraje necesario para enfrentar cada round con las características que vengan”.

Esperemos a ver si Cotto le da la razón al doctor en Ciencias Pedagógicas, que fue presidente de la Comisión Científica de las Asociación Mundial de Boxeo Amateur (AIBA) y docente en la Universidad del Deporte en Cuba durante muchos años.

Comenta sobre este articulo