El “Pretty Boy” Mayweather Jr. es un imán similar a una impresora de billetes verdes. Con cada nuevo combate atrae más y más dinero. Tres de sus peleas generaron la mayor bolsa (exceptuando los pesos pesados) en las solicitudes hogareñas de Pagar Por Ver (Pay Per View -PPV- , en inglés), y amenaza nuevamente con otro récord cuando enfrente al puertorriqueño Miguel Cotto, el próximo 5 de mayo.

El invicto Mayweather (42-0-0, 26 KO’s) y Cotto (37-2-0, 30 KO’s) rivalizarán por la faja mundial de las 154 libras, versión de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que ostenta el boricua, y el pleito se perfila, por mucho, como el acontecimiento del año en el boxeo profesional, pues involucrará a dos de los pugilistas considerados en la exclusiva lista de los seis mejores del mundo, libra por libra.

Según cálculos de expertos, el combate podría superar los 140 millones de dólares en concepto de pagos por la recepción de la señal desde el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, en los hogares de todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos y Puerto Rico.

El récord para una bolsa obtenida por PPV es de 136 millones 873 mil 700 dólares (sin incluir a los mastodontes, como dijimos) e involucró a Mayweather y al multicampeón del mundo y hoy promotor Oscar de La Hoya, estadounidense de origen mexicano con una exitosa carrera entre los encordados y también hábil hombre de negocios.

Mayweather también participó en las peleas que consiguieron las recaudaciones dos y tres en PPV, respectivamente, cuando enfrentó al mexicano Víctor Ortíz (78 millones 440 mil dólares) y a su compatriota Shane Mosley (78 millones 330 mil dólares).

Las promotoras Top Rank y Golden Boy, así como la cadena televisiva HBO, involucradas en el pleito del 5 de mayo entre Mayweather y Cotto, prefieren guardar silencio sobre las posibles recaudaciones que generará el lucrativo enfrentamiento.

Por su parte, expertos en el tema vaticinan que por lo menos 1.5 millones de hogares harán uso del PPV, cifra superior al 1.25 alcanzado el pasado año en el duelo Mayweather-Ortíz, cuando se hizo un sondeo de teleaudiencia más exhaustivo que los realizados previamente, sobre todo en Estados Unidos, Puerto Rico y México, plazas claves del boxeo profesional.

En medio de tales conjeturas, resulta evidente que, por lo menos en el aspecto económico, la pelea Mayweather vs. Cotto resultará un éxito para quienes están involucrados en ese negocio, pero aún quedaría por ver si en el aspecto meramente deportivo ambos boxeadores ofrecen un espectáculo digno del interés generado.

Comenta sobre este articulo