El filipino Sony Boy Jaro dio la primera gran sorpresa de la temporada, al propinar inesperado nocaut en el sexto round al campeón tailandés Pongsaklek Wonjongkam en Chonburi, Tailandia.

Jaro (34-10-5-25 KOs) arrebató al Wonjongkam (83-4-2, 44 KOs) el título mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en forma convincente. En el primer asalto derribó a su rival con un potente gancho de izquierda, del que no se recuperó el ex monarca.

Dos rounds más tarde, Wonjongkam necesitó una nueva cuenta protectora del árbitro mexicano Alejandro Rochin Machula, por fuerte derecha del filipino. Ya en ese momento el público asistente a la sala imaginaba cuál sería el desenlace final de su ídolo.

En el sexto episodio solo había un boxeador sobre el cuadrilátero: Jaro, pues el zurdo Wonjongkam casi no podía sostenerse en pie y no presentaba una defensa efectiva.

Varios golpes combinados de Jaro enviaron a Wonjongkam a la lona. Rochin Machula le hizo otro conteo y le permitió continuar, aunque ya era una sombra que nada podía hacer para protegerse de los ataques de su adversario.

Aún así, Rochin Machula dejó que Jaro masacrara al tailandés con una andanada de impactos disparados con ambas manos, que solo interrumpió el tercer hombre del ring cuando Wonjongkam cayó desplomado.

Campeón desde marzo de 2010, Wonjongkam acumulaba 20 combates sin conocer la derrota. En su último enfrentamiento finalizó sin decisión ante el japonés Hirofumi Mukai en Tailandia, donde un cabezazo no intencional del tailandés abrió una herida en el nipón en el primer round.

Jaro, de 29 años, se había impuesto por nocaut en el primero a Samuel Apuya en Manila el 28 de enero de este año.

Comenta sobre este articulo