Erik “El Terrible” Morales (52-7-0, 36 KOs) es temible cuando se enfunda los guantes, lleva pantaloncillos cortos y sube al cuadrilátero. También es un hombre sabio, que sabe determinar el momento adecuado para tomar decisiones. De ahí que a pocos días de exponer su faja mundial superligera del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y cumplir 19 años de carrera profesional haya declarado que prepara su adiós definitivo del deporte.

“Regresé (al boxeo) con la intención de preparar mi retiro. El que los 19 años de carrera estén cerca me ponen a pensar y me motivan a seguir entrenando muy fuerte, pues tengo muchos planes antes de decir adiós de manera definitiva”, expresó el peleador de 35 años que enfrentará el 24 de marzo al norteamericano Danny García (22-0-0, 14 KOs), en la texana Houston.

“El Terrible”, el último en derrotar al filipino Manny Pacquiao, considerado el mejor boxeador libra por libra del mundo junto con el estadounidense Floyd Mayweather, entrena con enorme motivación en el Centro Ceremonial Otomí, en Temoaya, Estado de México, para su pelea titular número 31.

Dentro de 20 días Morales realizará la primera defensa de la corona que conquistó el 17 de septiembre último, tras vencer a su compatriota Pablo César Cano (23-1-1, 18 KOs). Y será su sexta presentación desde que regresó, en marzo de 2010, de más de 30 meses de inactividad.

“La pelea resulta interesante porque para mí será un parámetro para ver en que realidad estamos. De ganar, no ganaríamos mucho, sólo el saber que estamos bien en velocidad, técnica y fuerza para enfrentarnos a jóvenes y a peleadores maduros. Aceptamos porque queremos medirnos y sabemos que debemos de ganarle a García”, explicó Morales que supera al retador en experiencia competitiva y es 12 años mayor.

Al valorar a García dijo que es púgil impulsivo y que lanza golpes con mucha velocidad. “Con velocidad y fuerza, pero sin consistencia y con demasiados errores técnicos. Sí, es joven y resiste, pues nunca lo he visto lastimado, sin embargo, en su última pelea vi un detalle que pienso me dará la oportunidad de ganarle por ahí.”

“Tendrá que pesar la experiencia, la inteligencia, los movimientos y la técnica. La velocidad (de García) sólo la va a emplear un ratito, pero mientras le dure me va a dar trabajo y después entraremos en mi terreno: el de la técnica y astucia”, reflexionó el ilustre veterano, cuatro veces campeón mundial y que tiene fama de “quita invictos”, pues ha hecho la gracia en tres ocasiones.

Consideró que su rival “tendrá que tener mucha habilidad para sortear los golpes y también tendrá que tener mucha idea, o demasiada velocidad y consistencia para estarme golpeando y no creo que con sus cuatro años como profesional pueda.”

Morales entrena bajo la tutela de su padre José Morales y tuvo dos semanas de adiestramiento en las montañas de Toluca. Reveló que a partir de ahora viene la parte más exigente de la preparación, pues previamente solo estaba adaptándose a la altura y realizando sparrings contra peleadores menos expertos, pero veloces.

“Muchos jóvenes tiran golpes sólo por tirar y no miden el respeto, no miden nada. Esta es la etapa divertida, pero ya a partir del lunes comenzaremos a boxear con gente de más nivel”, reconoció el tijuanense que buscará superar a Danny y luego pensar en rivales de mayor jerarquía.

“Tengo una idea muy clara de lo que quiero, pero primero buscaré concretar mi primera defensa antes de pensar en alguien más. Lo que sí sé es que buscaré que el resto del año mis peleas sean interesantes y con exponentes de alto nivel”, concluyó.

Comenta sobre este articulo