El boricua Francisco “The Wizard” Palacios (21-1-0, 13 KOs) literalmente le sacó un susto al Diablo. Aunque no alcanzó su objetivo entonces, ahora tendrá merecida revancha al volver a enfrentar al polaco Krzysztof “Diablo” Wlodarczyk (46-2-1, 33 KOs), dueño del cinturón crucero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

“The Wizard” visitó, el pasado 2 de abril, el aposento del “Diablo” para arrebatarle su cetro y estuvo a punto de lograrlo, pero los jueces votaron de forma dividida a favor del anfitrión. La decisión disgustó a todos los presentes en la esquina del puertorriqueño e increíblemente a los aficionados que acudieron al gimnasio Hala Luczniczka de Bydgoszcz.

“…en verdad eso (la derrota) por poco me cuesta la carrera porque estuve un año con un enojo grandísimo, tragándome un hueso sin agua, a puro saliva y por poco termino mi carrera”, declaró el peleador de 34 años que nació en el neoyorkino Bronx.

Pero hace unos días recibió la notificación de que podrá retar nuevamente al europeo y sacarse ese hueso que permanece atragantado. “Estoy bien contento de lo que está pasando en estos momentos, ya que ha sido un año que ordenaron la revancha. Gracias al Consejo Mundial por tomar la decisión correcta.”

“Sé que gané esa pelea, todo el mundo lo sabe y el Consejo Mundial también vio eso y por eso me brindaron la revancha. Nos dieron una opcional, pero él siguió buscando la oportunidad para no pelear conmigo. Se está escondiendo debajo de la falda del promotor”, explicó Palacios.

Añadió que desde aquel pleito se ha mantenido activo, entrenando el físico y haciendo guanteos, pero no ha trabajado al 100 por ciento de su capacidad.

Sobre su estrategia para la revancha comentó que “van a ver el mismo “Wizard” de siempre, él que hace un año y medio atrás propinó ocho nocauts consecutivos. Lo voy a noquear, no voy a dejarlo en las manos de los jueces.”

A propósito indicó que espera que esta vez se haga una selección más atinada, porque “la última vez fueron unos jueces ‘trililí’”. Reiteró que aquello resultó tan traumático que solo permanece en “el deporte que amo” gracias al apoyo de la fanaticada suya y la polaca.

“No tengo palabras, son unas personas (los polacos) entregados al boxeo. Le gusta lo que es real y lo que es bueno. Ellos me han dado un apoyo grandísimo. Me han escrito por un año, dos o tres veces por semana, pidiéndome que vuelva a Polonia para verme pelear de nuevo. Que eso (la pelea) fue un robo; viniendo de la fanaticada de él (Wlodarczyk) es un elogio. Si ellos lo vieron así imagínate la gente que son fanáticos míos tuvieron que haberla visto igual.”

Palacios aclaró que todavía se desconoce el sitio del combate, pues los promotores están negociando. De no haber acuerdo entonces se realizará una subasta el 30 de marzo para encontrar sede al encuentro.

El boricua no perdió la oportunidad de revelar sus sensaciones y mandarle un mensaje al mismísimo Diablo. “Es como si fuera la primera vez y estoy más hambriento porque ya tengo la experiencia de haber peleado por un título mundial. Me siento bien confiado, sé que él no me puede ganar, es fuerte, pero no es más fuerte que yo, no es mejor peleador que yo, no es más boxeador que yo y yo tengo más corazón que él. Porque yo soy el que lo estoy buscando desde hace un año. El me demostró a mí que no es un campeón de verdad.”

Comenta sobre este articulo