El cubano Yuriorkis Gamboa dejó plantado al estadounidense Brandon Ríos dos días seguidos. En Miami y en Los Ángeles. La ausencia del “Ciclón de Guantánamo” disparó las alarmas por el combate previsto entre ambos en la división ligera el 14 de abril en el Mandalay Bay Resort y Casino de Las Vegas.

Disgusto. Críticas. Elucubraciones. De todo hubo en el Hotel Versailles, de Miami, y en el hotel Millenium Biltmore de Los Ángeles, donde se reunieron decenas de periodistas y fotógrafos para conocer detalles de un pleito con grandes dosis de espectacularidad por la trayectoria de los dos gladiadores, ambos invictos.

Tras la frustración inicial, llegó la respuesta de Gamboa en entrevista al sitio en Internet “RingTV.com”.

“Cuando todo quede claro con mi contrato, entonces tendrá lugar la pelea, pero ahora mismo no estoy bajo los términos que deseo para que este combate ocurra”, dijo Gamboa a la página digital. “Nunca hubo un contrato y nunca una firma de Gamboa para la pelea contra Brandon Ríos”.

Y continuó el púgil caribeño: “No tengo problemas con HBO y espero que HBO no tenga problemas conmigo por todo lo que está pasando a mi alrededor, yo no elegí estar en la posición en la cual me encuentro ahora. Pero este es el momento de hacer esto, porque si no defiendo mis derechos, nadie lo hará por mí. Nunca creí que se llegara a este punto”.

Hasta parece comprensible la posición de Gamboa, quien se anuncia recibiría una bolsa aproximada de 1,2 millones de dólares frente a Ríos, en combate por el título mundial vacante de las 135 libras que otorga la Asociación Mundial del Boxeo (AMB).

Pero Todd DuBoef, presidente de Top Rank, afirmó de manera categórica en California que “seguimos adelante con esta pelea para el 14 de abril”, e incluso ofreció un premio adicional de $100,000 para el ganador.

Más complicada legalmente se vislumbra la situación de Gamboa para rechazar el enfrentamiento, pues la compañía alemana Arena Box, que promueve al cubano desde que abandonó una delegación de su país en 2007, aseguró al diario “El Nuevo Herald”, de Miami, que su representado tiene un contrato con ellos hasta 2016 y otro con la poderosa Top Rank hasta 2013.

Según el diario, abogados de ambas firmas ya se estarían poniendo de acuerdo con el campamento de Gamboa para intentar convencerlo de que no abandone los planes iniciales y se pueda efectuar la pelea.

“Le estamos pidiendo que recapacite, porque creemos que es un buen muchacho, de un gran corazón, que ha sido muy mal aconsejado’’, explicó la fuente de Arena Box. “Todavía hay oportunidad para salvar la pelea, pero el tiempo se acaba. El debe entender que un contrato es algo muy serio en este país y no se rompe así como así”.

Sekou Gary, abogado de Gamboa, dijo por su parte que buscarían trabajar con los promotores Bob Arum (Top Rank) y Ahmet Oner (Arena Box) para mejorar la situación contractual del guerrero, aunque esas trabas legales resultan bien complejas de eliminar, cuando hay solo un mes por medio para el combate.

“Estamos preocupados porque hay personas diciendo que Gamboa rehúye pelear y cosas de ese tipo, pero nada de eso es verdad”, dijo Gary. Él nunca firmó para pelear, por lo que no está rechazando combatir. Lo único que está reclamando es alcanzar términos satisfactorios para esa pelea”.

En referencia a rumores de que Gamboa estaba en negociaciones con Floyd “Pretty Boy” Mayweather para un posible combate, Lee Samuels, vocero de Top Rank señaló que “Gamboa no puede boxear con nadie más”.

Gamboa refutó las palabras de Samuels, argumentando que Mayweather “es mi amigo y me ofreció que entrenara en su gimnasio aquí en Las Vegas. Ese es el propósito de mi estancia en este lugar con vistas a la pelea”.

También enfatizó que no le tiene miedo a Bam Bam. “El mensaje a mis fanáticos es obviamente que no le temo a Ríos ni tengo problema en combatir con él o cualquier otro boxeador. El problema es con mis promotores y cómo ellos están haciendo negocios con mi carrera”.

Medios de prensa en Miami habían asegurado días atrás que el pacto para el combate con Ríos se había concretado a través de la mediación de Bob Arum, presidente de la empresa Top Rank, quien personalmente había viajado al sur de la Florida para destrabar las negociaciones que estaban en un punto de no retorno.

“Para Yuri (Gamboa) es el mayor reto de su carrera, porque estamos hablando de un campeón y un hombre de recursos encima del ring”, señaló entonces José Pérez, representante de Arena Box en Estados Unidos. “Pero Yuri no quiere esperar más y ese día va a demostrar que dominará las 135 libras como lo hizo en las 126. Barrerá con todos en su nueva división”.

“Esta es la pelea que todos los fanáticos quieren ver y vienen pidiendo desde hace rato”, añadió Pérez, en palabras que publicó “El Nuevo Herald”. “Con la presencia de Arum se limaron todas las diferencias y no podemos estar más complacidos”.

También aparecieron declaraciones atribuidas a Gamboa, en referencia a ese pacto:

“Estoy muy feliz con el acuerdo, es una gran oportunidad”, dijo Gamboa, de 30 años y campeón pluma de la Asociación Mundial (AMB). “Deseo demostrar que soy un boxeador especial y esta es una prueba perfecta para ello. Es muy importante para mí obtener combates en los que estén en juego bolsas mayores”.

Gamboa (21-0-0, 16 KOs) venció por nocaut técnico al mexicano Daniel Ponce de León el 10 de septiembre del pasado año en New Jersey.

Un cabezazo accidental obligó al árbitro Allan Huggins a detener las acciones cuando faltaban 1:24 minutos para concluir el asalto. En ese momento las boletas de los tres jueces favorecían ampliamente al cubano, lo que propició el triunfo.

Ríos (29-0-1, 22 KOs) es titular ligero de la AMB, corona que logró por nocaut técnico en diez asaltos ante el venezolano Miguel Acosta el 26 de febrero de 2011.

De elevada estatura, pero con dificultades para mantenerse en el peso, Ríos ha reiterado que la paliza que le dará a Gamboa es el único objetivo que lo ha hecho mantenerse en las 135 libras.

El único empate de Ríos ocurrió contra el hawaiano Manuel Pérez el 3 de octubre de 2009 en Denver, Colorado, aunque posteriormente lo venció por nocaut técnico el 17 de octubre de 2009 en Corpus Christi, Texas.

Comenta sobre este articulo