El implacable tiempo pasa y cada vez se acerca más el mes de mayo, fecha en la cual el filipino Nonito Donaire (28-1, 18 KO’s) debe defender su faja mundial de peso Super Gallo, versión de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), o lanzarse a la unificación de la corona con la reconocida por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en poder del japonés Toshiaki Nishioka (39-4-3, 24 KO’s).

Todo parece indicar que el duelo asiático se concretaría en el quinto mes de este año, en fecha y locación aún por determinar, eso sí, en territorio estadounidense, de acuerdo con los términos contractuales asumidos por Top Rank, la firma patrocinadora de Donaire.

Bob Arum, director ejecutivo (CEO, siglas en inglés) de Top Rank, y su hijastro y presidente de la compañía, Todd duBoef, andan a la caza del duelo Nonito-Nishioka desde el 2011 y hubo alguna que otra intención de pelea en julio del pasado año, pero el nipón y su manejador Honda prefirieron postergar la confrontación.

Según Honda, su pupilo está listo para enfrentar a Donaire, “aunque preferimos que

(Nishioka) hiciera dos defensas de su faja previamente, antes de enfrentar a un rival de tan alto nivel (Donaire), clasificado entre los cinco mejores boxeadores del mundo libra por libra”.

Nishioka defendió exitosamente su título del CMB ante el argentino Mauricio Javier Muñoz, el 8 de abril de 2011, en el World Memorial Hall, de Hyogo, Japón, y después hizo una nueva defensa con éxito a costa del mexicano Rafael Márquez, el 1 de Octubre de 2011, en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada.

A Muñoz lo liquidó en el noveno asalto, en tanto que a Márquez lo superó por decisión unánime.

Donaire inició el 2012 con el pie derecho, aunque encontró más obstáculos que los previstos al superar por veredicto dividido al puertorriqueño Wilfredo Vázquez Jr., para apoderarse de la vacante corona Super Gallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el pasado 4 de febrero, en el Alamodome, de San Antonio, Texas.

El filipino y sus patrocinadores han dado a entender que prefieren como adversario a Nishioka, que a un boxeador “aburrido” como el invicto cubano Guillermo Rigondeaux (9-0, 7 KO’s) vigente campeón Super Gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

“Una pelea contra Rigondeaux NO reportaría una bolsa tan lucrativa como la que nos brindaría una ante Nishioka. No podemos olvidar que el boxeo es un deporte, pero también es un negocio”, ha subrayado Donaire al ser interrogado al respecto, con lo cual deja claro que, de momento, todos sus caminos conducen hacia el japonés.

Comenta sobre este articulo