El filipino Manny Pacquiao tiene vista de águila para ver cuando sus rivales desembarcan los puños. Pero al parecer anda corto de vista con sus finanzas. Noticias procedentes de Filipinas señalan que Oficiales de la Oficina nacional de Impuestos han abierto un expediente por presunta evasión de pagos.

Pacquiao, considerado entre los dos mejores boxeadores profesionales del mundo libra por libra, y elegido por el voto popular al congreso de su país, ha sido acusado de pagar al erario público menos de lo requerido por sus ingresos, lo que podría costarle hasta dos años de cárcel.

Según versiones de prensa, Rozil Lozares, director del Buró de Revisiones de la Oficina de Impuestos decidió proceder a la apertura del expediente criminal en contra de Pacquiao el 1 de marzo pasado, en respuesta al desinterés del boxeador por llenar los formularios reglamentarios para pagar los impuestos acordes con sus reales ingresos netos.

Lozares explicó que el boxeador y congresista filipino recibió tres avisos sobre el citado asunto y nunca respondió, por lo que no “queda otra alternativa que iniciar una investigación y abrir un expediente para ver qué sucede”, subrayó.

Según la revista Forbes del año 2011, Manny Pacquiao se encuentra entre los 24 deportistas más ricos del mundo, aunque en realidad existen contradicciones con respecto a sus verdaderos ingresos.

Una nota de prensa fechada en la Ciudad de México afirma que el famoso “Pacman” jamás ganó las elevadas cifras que se le atribuyeron por sus peleas, en particular la disputada contra el estadounidense Shane Mosley, el 7 de mayo de 2011, pues de una presunta bolsa neta de 25 millones de dólares, al parecer sólo recibió un pago de 7.4 millones, de acuerdo con un cheque emitido por la promotora Top Rank.

El tema salió a la luz pública a través de un documento de la Comisión Atlética del estado de Nevada (Estados Unidos) hecho público por el boxeador estadounidense Floyd Mayweather Jr.

Sin embargo, la documentación hecha pública por Mayweather Jr. no ofrece ningún detalle sobre cuánto recibió el filipino en su promocionada tercera confrontación con el mexicano Juan Manuel Márquez, en Las Vegas, Nevada, el 12 de noviembre de 2011, cuando se presume que obtuvo una bolsa de unos 20 millones.

La divulgación de la información ha desatado múltiples conjeturas. La más dañina para el “Pacman” es la versión de una probable evasión de impuestos mediante la presentación de cheques de Top Rank que no reflejan la cifra real, y reducen hasta en un 60 por ciento los ingresos reales.

Por el momento no existen más detalles con respecto a la situación, y Manny Pacquiao tendrá que apelar a sus abogados para que lo representen en el litigio financiero que pudiera obstaculizar su carrera deportiva y echar por tierra sus aspiraciones políticas.

Comenta sobre este articulo

Radam G Dijo:

Muy buenos. Holla!