El ex campeón mundial brasileño Acelino “Popó” Freitas tiene entre sus ídolos a Carlos Gardel, la voz más reconocida del tango argentino. Quizás por esa identificación con el “Zorzal criollo” esté pensando también que “20 años no es nada”.

A escasos seis meses de cumplir 37 años, “Popó” Freitas (38-2-0, 32 KOs) regresa al ring buscando reverdecer laureles después de una larga ausencia que se extendió por un lustro. Para cualquier actividad deportiva es mucho tiempo. Para el boxeo es una eternidad.

Ahora Freitas chocará en la división superwelter de 154 libras frente a su coterráneo Michael “Rocky” Oliveira el 2 de junio en el Hotel y Casino Conrad de Punta del Este, Uruguay, lo que ha creado grandes expectativas entre los amantes del pugilismo en Brasil. ¿Podrá el veterano estar en forma a pesar del tiempo transcurrido? ¿Será Oliveira capaz de imponer su juventud?

Considerado una leyenda viviente del pugilismo brasileño, Freitas trata de recuperar el tiempo perdido, aunque nada tiene que demostrar sobre el cuadrilátero, porque tras su debut en 1995 conquistó 35 triunfos consecutivos, que incluyeron dos coronas mundiales.

Oliveira, de 22 años, es un prometedor púgil, radicado en Miami, que marcha invicto con 17 triunfos, 12 por la vía del cloroformo. Sus cuatro triunfos en 2011 le hicieron ganar considerable prestigio en la categoría superwelter.

“Este es un combate que ha despertado mucho interés entre los brasileños, por supuesto, y que intriga a los aficionados del boxeo en general”, dijo Ramiro Ortiz, promotor de Miami y consejero de Oliveira. “Michael es un peleador que se abre paso y está cosechando muchos elogios. Y quién no se acuerda de Freitas”.

Efectivamente, Freitas despojó al cubano Joel “Cepillo” Sotomayor de su faja ligera de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en controversial combate disputado el 12 de enero de 2002.

Pero de acá a la fecha han transcurrido diez largos años. La última pelea de “Popó versus el estadounidense Juan “Baby Bull” Díaz, ante quien perdió por abandonó en el octavo asalto en la discusión del título ligero de la OMB y el Super Mundial de la AMB el 24 de agosto de 2007 en Connecticut.

“Popó fue un rey en el pasado y Michael trata de ser el rey del futuro”, añadió Ortiz. “Es una buena oportunidad para probarse ante un veterano que nunca dio ni pidió tregua. A simple vista el reto pudiera parecer fácil, pero no lo es”.

Oliveira, quien nació en Sao Paulo, se desarrolló en Miami y es entrenado por el cubano Orlando Cuéllar, está considerado uno de los grandes prospectos en la división súper welter. Viene de vencer en cerrado combate al estonio Sergei “El Rey del Báltico” Melis (18-8, 7 KO) en Mississauga, Ontario, Canadá.

Comenta sobre este articulo