Los últimos hechos ocurridos en torno a la pelea entre los ex campeones mundiales Yuriorkis Gamboa y Brandon Ríos ponen en peligro una de los pocos choques que los fanáticos del boxeo deseamos y que tienen altas probabilidades de realizarse.

Al parecer la razón por la cual Yuriorkis Gamboa no asistiera a las conferencias de prensa en Miami y Los Ángeles tiene que ver con que no está de acuerdo con el contrato que le ofrecieron para la lucha; otras fuentes dicen que está buscando salir de su actual situación contractual con las empresas Arena Box Promotions y Top Rank Inc., con quienes tiene vigente un acuerdo de derechos promocionales por dos años.

No sería la primera vez que un boxeador busca zafarse de un contrato con vigencia. En 2001 Oscar de la Hoya se salió con la suya y se libró de una relación de ocho años con el promotor Bob Arum de Top Rank y dejó sin efectos los tres años que aún le faltaban para finalizar su contrato.

¿Cómo lo logró? Las cláusulas que se establecen en un contrato varían y si en algún momento se dejan de cumplir por una de las partes involucradas, pueden ser causa de recisión del mismo.

Desconozco si la situación actual de Gamboa, lo único que sé es que de evitar la pelea contra Ríos y rehusarse a trabajar de nuevo con Arena Box y Top Rank, desencadenará una disputa legal que lo podría mantener inactivo por tiempo indefinido.

De la Hoya estuvo fuera del ring por más de seis meses, hasta que venció en los tribunales a Bob Arum y se convirtió en agente libre.

La mayoría de los boxeadores profesionales son explotados y sometidos a obligaciones contractuales que los mantienen incautos durante toda su vida productiva. Y lo peor es que en el momento en el que dejan de ser rentables, son desechados como si fueran mercancía defectuosa.

Si Yuriorkis Gamboa no se encuentra contento con el contrato que lo mantiene unido a Arena Box y a Top Rank tiene el derecho en intentar lo que esté a su alcance para cambiar esa situación. Al final del día quien pone en riesgo su integridad física arriba del ring es él no nadie mas que él.

Habrá que esperar un tiempo hasta que se despeje este nubarrón. Solo el tiempo y los tribunales dirán si al peleador cubano le asiste o no el derecho.

Crédito Foto: Chris Farina, Top Rank

Comenta sobre este articulo