El mexicano Erik “El Terrible” Morales tuvo que concurrir al quirófano en diciembre y suspender el combate previsto frente a Danny “Swift” García el 28 de enero en Houston, Texas, donde disputarían el título superligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Reprogramada la pelea para el 24 de marzo, Morales (52-7-0, 36 KOs) asegura que se encuentra en gran forma y arrebatará la faja a García, 12 años más joven e invicto en 22 pleitos, 14 finalizados por la vía del sueño.

“Me estoy preparando a fondo desde hace tres semanas”, dijo Morales durante un descanso de la preparación en el Centro Ceremorial Otomí. “Al principio sentí dolores en la zona donde me operaron la vesicula, pero a poco las molestias desaparecieron y ya entreno a plenitud”.

Iniciado en el boxeo en 1993, el “Terrible” tiene en su larga carrera de 18 años tres épicos pleitos frente al filipino Manny Pacquiao, con triunfo en 2005 por decisión unánime en 2005, pero dos reveses, ambos por nocaut, en 2006.

“He comprobado que estoy alcanzando una gran condición física”, explicó Morales, campeón mundial de cuatro divisiones distintas. “Pero todavía estoy en un setenta y cinco por ciento de mi capacidad”.

En septiembre del pasado año, Morales derrotó por abandono en el décimo asalto a Pablo César Cano, por el cinturón ligero vacante del Consejo Mundial de Boxeo en el MGM Grand de Las Vegas.

Reconoció que “Swift” García “es un peleador joven, ambicioso y fuerte”. No obstante, dijo que saldría con ventaja debido a su mayor experiencia, que “espero capitalizar en el combate”.

García logró por decisión dividida el título vacante superligero intercontinental OMB frente a Kendall Holt el 15 de octubre del año anterior en California.

“Saldré a pelear con calma al principio para ver qué trae García”, precisó. “Después aumentaré la intensidad en el pleito”.

Comenta sobre este articulo