La mayoría de los expertos que han dado sus pronósticos acerca del combate de revancha entre el boricua Juan Manuel “Juanma” López (31-1, 28 Nocauts) y el actual campeón mundial pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) el mexicano Orlando “Siri” Salido (37-11-2, 25 Nocauts) coinciden en algo: “el resultado dependerá del plan de pelea que presente López.”

Algo que me parece injusto para la figura del campeón defensor quien hizo los ajustes en su primer enfrentamiento para vencer a López.

No es fácil enfrentar a un boxeador zurdo, sobre todo a uno que tiene poder en sus nudillos. La ventaja para quien tiene que combatirle radica en que ese boxeador zurdo siempre presenta las mismas deficiencias técnicas y el mismo plan de pelea.

Recuerdo haber visto antes de que López se midiera a Salido que los expertos que votan mes a mes para la revista “The Ring” lo colocaban como número 8 del ranking “libra por libra”, como si su palmarés y sus habilidades hubieran sido suficientes para estar encima de mejores campeones en ese momento.

La realidad era que la exagerada promoción que la empresa Top Rank le dio a ese muchacho y la complicidad de medios de comunicación estratégicos lo mantenían en un pedestal que no le correspondía. Inflado como muchos dirían.

Lo que Orlando Salido hizo fue quitarle la venda a gran parte de los fanáticos que creían que el zurdo borinqueño era un pugilista de gran categoría.

Una de las personas que se tomó la molestia de hacer un análisis más acorde a la realidad fue Evangelista Cotto, tío del campeón mundial súper welter Miguel Ángel Cotto.

Evangelista fue claro al decir que: “La única opción que tiene ‘Juanma’ de éxito es haber hecho todos los ajustes necesarios para evitar la derecha de Salido lo cual yo no creo que pueda hacer mucho, porque la defensa de “Juanma” es bien pobre. Entiendo que va a ser más o menos un desenlace igual o parecido al de la primera pelea.”

Ese mismo “Juanma” que describe Evangelista fue puesto en la lona por Bernabé Concepción y recibió una felpa los últimos tres rounds de su épica batalla contra Rogers Mtagwa. Tampoco olvidemos que la mano izquierda de Rafael Márquez le hizo trastabillar en más de una ocasión y absorbió buenos golpes de parte de Oliver Lontchi y Mike Oliver.

Ojo que estoy citando peleas que ocurrieron hace casi tres años y siempre he observado al mismo peleador sin defensa y con una velocidad promedio.

Gracias a dios que es zurdo porque de otro modo sus días como campeón hubieran durado menos.

Ahora bien, en mi opinión la pelea dependerá de en qué forma física vendrá Orlando Salido, pues ese mismo púgil que derrocó a López fue el que lució pésimo contra opositores que ni siquiera son de nivel medio, Kenichi Yamaguchi y Weng Haya.

Si Salido no ha tenido ese bajón de nivel por el que pasan todos los peleadores que permanecen por muchos años en este deporte—cuenta con 51 peleas profesionales y 16 años de carrera profesional—volverá a liquidar a “Juanma” López y sin que influya que el árbitro de la pelea y uno de los jueces sean puertorriqueños.

Crédito Foto: Peter Amador, Top Rank

Comenta sobre este articulo