El pasado miércoles el Bosque de Chapultepec fue testigo de la presentación oficial del combate entre Saúl Álvarez y el norteamericano Shane Mosley, en el cual el primero expondrá por tercera ocasión el campeonato mundial súper welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Según reportes de los noticieros de Televisa el pelirrojo aglutinó 13 mil personas en Chapultepec, sin embargo varios medios internacionales señalan que fueron 30 mil personas las que asistieron a dicho acto público.

El publirrelacionista de la empresa Canelo Promotions, Leopoldo González, fue más cauteloso en el boletín de prensa que desplegó, señalando que “miles de personas detrás de una valla apoyaban con voces ensordecedoras al mexicano que de nueva cuenta se dejó querer por su público.”

Algo similar ocurrió con el cierre de la gira promocional del tercer choque entre el mexicano Juan Manuel Márquez y el filipino Manny Pacquiao, el cual se realizó en el Monumento a la Revolución de la Ciudad de México y fue transmitido en vivo por TV Azteca.

Durante la transmisión se dijo que había alrededor de 25 mil personas, pero el reporte de Salvador Rodríguez del Diario Record, a quien considero uno de los más serios entre los especializados en boxeo, nos dice que fueron cerca de 10 mil aficionados los que convocaron Márquez y Pacquiao.

Como usted puede apreciar aquí en México se juega mucho con las cifras, creyendo que entre más infladas estén mayor será el impacto que causarán ante los medios de comunicación y los aficionados.

Y como ese ejemplo podríamos hablar del famoso rating televisivo, el cual cada empresa promotora lo utiliza a su conveniencia a pesar de que todavía no se ponen de acuerdo sobre la forma en la que debe ser medido.

El primer especulador del que me gustaría hablar es de Héctor García de HG Boxing, a quien le encanta manipular todo lo que tenga que ver con su empresa promotora, desde la percepción de sus peleadores hasta el éxito de sus programas boxísticos.

Según cifras reveladas por al empresa HG Boxing el pleito entre Juan José “Goofy” Montes y Oscar “Ceviche” Ibarra alcanzó 9 puntos de rating, lo que a su juicio equivale a 15 mil aficionados sintonizando simultáneamente la transmisión de la pelea.

Salvador Rodríguez del Record maneja como estadística que un punto de rating es el equivalente a 1,200 personas, lo que nos da una cifra de 10,800 usuarios por esos 9 puntos alcanzados en el combate entre Montes e Ibarra.

IBOPE AGB, uno de los líderes en la medición de audiencia en medios de comunicación, nos dice que en México un punto de rating es el equivalente 506,730 personas mayores de 4 años de edad, lo que contradice totalmente a los números que presentó HG Boxing y con el de Salvador Rodríguez.

Y ejemplos como ese hay muchos, sobre todo si hablamos de HG Boxing, empresa conocida por tener a la “Reina del Rating” Ana María Torres. Una gran peleadora que no merece que la promotora que maneja su carrera le infle cifras para hacer ver que es una auténtica ídolo del boxeo mexicano.

Pero bueno, ya será en la próxima entrega cuando les exponga a las principales atracciones del pugilismo nacional basándonos en el famoso rating televisivo.

Crédito Foto: Tom Hogan, Hogan Photos/Golden Boy Promotions

Comenta sobre este articulo