El boxeador mexicano Erik “El Terrible” Morales (52-7-0, 36 KOs) tendrá que ponerse rudo en cuatro ocasiones en 2012 para seguir agregándole pasajes gloriosos a su extensa hoja de servicios. Y es que cuatro son las peleas que planificó el tijuanense de 35 años, considerado como una de las leyendas activas en el arte de Fistiana.

El Terrible aseguró que no pretende perder el tiempo en estos meses. Abrirá exponiendo el título mundial superligero, versión del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), ante el estadounidense Danny García (24-0-0, 14 KOs), el 24 de marzo en el Reliant Arena de la texana ciudad de Houston.

Esa constituirá la primera defensa de la corona que conquistó el 17 de septiembre último, tras vencer a su compatriota Pablo César Cano (23-1-1, 18 KOs). Posterior al exigente combate contra el mozalbete, 12 años menor que él, volverá a subir al entarimado tres veces más. Dos de esas presentaciones proyecta hacerlas en la tierra que lo vio nacer. Junio, septiembre, noviembre y diciembre son los meses tentativos para efectuar las citadas reyertas.

“Ya trabajamos bien el año pasado, pero en este nos debemos ver mejor. No pudimos pelear en enero, pero vamos a pelear, si las cosas salen bien, en marzo, junio, septiembre y noviembre o diciembre. Ese es el plan”, dijo Morales que contra García hará su sexta presentación desde que regresó, en marzo de 2010, de más de 30 meses de inactividad.

No hay duda que quiere recuperar parte del tiempo perdido antes de colgar los guantes. “Regresé (al boxeo) con la intención de preparar mi retiro. El que los 19 años de carrera estén cerca me ponen a pensar y me motivan a seguir entrenando muy fuerte, pues tengo muchos planes antes de decir adiós de manera definitiva”, expuso recientemente.

El Terrible, el último en derrotar al filipino Manny Pacquiao, considerado el mejor boxeador libra por libra del mundo junto con el estadounidense Floyd Mayweather, entrena para su pelea titular número 31 con enorme motivación en el Centro Ceremonial Otomí, en Temoaya, Estado de México.

“Estamos trabajando bien para dar una gran pelea el 24 de marzo, no debemos salir golpeados, sinceramente creo que la experiencia me debe dar el triunfo ante García, luego ya veremos, me gustaría pelear en junio, luego el septiembre y si no se da, en fechas importantes como el 12 de octubre o el 20 de noviembre que también son valiosas”, confesó el excampeón supergallo, pluma, superpluma y ahora superligero.

Morales entrena bajo la tutela de su padre José Morales y tuvo dos semanas de adiestramiento en las montañas de Toluca. Reveló que a partir de ahora viene la parte más exigente de la preparación, pues previamente solo estaba adaptándose a la altura y realizando sparrings contra peleadores menos expertos, pero veloces.

Por último señaló que la pelea con Juan Manuel Márquez es difícil de concretarse. Considera que a menos que Márquez se enfrente a Brandon Ríos o a Manny Pacquiao, no hay otra pelea que genere mayor interés que el combate entre ellos. No obstante, aclaró que tiene más opciones como Amir Khan, Lamont Peterson, Humberto Soto, Lucas Matthysse o hasta Marcos Maidana.

Comenta sobre este articulo