La percepción sobre la continuidad de la emergente carrera del boricua Juan Manuel López, ahora que fue noqueado por segunda vez por el mexicano Orlando “Siri” Salido, parece pender de un hilo debido a que ya no es considerado aquel súper boxeador que podía acabar con cualquiera mañana mismo si así lo deseaba.

El público y el mismo “Juanma” se dejaron llevar por una promoción exagerada en la que se calculó sacarle el mayor provecho a cada paso que diera este peleador, aunque era “evidente” que sus rivales siempre fueron escogidos con pinzas.

¡Un momento!, creo que me estoy equivocando al decir “evidente” pues antes de que fuera derrotado por Orlando Salido la maquinaria publicitaria de Top Rank había hecho que periodistas reconocidos cayeran en la falsa percepción de su grandeza y lo consideraran el mejor peso pluma del mundo y material para conquistar múltiples campeonatos del mundo en distintas divisiones de peso.

“López fue incluido en muchas listas libra-por-libra y fue aclamado como uno de los próximos grandes estrellas del boxeo,” escribió Kevin Iole en su más reciente columna, tratando de justificar el criterio que sin bases sólidas trató de establecer sobre sus lectores semana a semana.

La idea errónea sobre su grandeza hizo que expertos como Iole le mantuvieran por 21 semanas consecutivas en la escala “Libra por Libra” de la revista The Ring.

Esa idea errónea provocó que las excusas llovieran luego de su primera derrota contra Salido, aún cuando López se mostró de la misma forma en la que lo había hecho en sus anteriores combates.

Ahora que volvió a perder, los mortales podemos visualizar de una mejor forma sus posibilidades reales contra X o Y pugilista que milita en la misma categoría divisional que él. Ya no nos aventuramos a decir que “Juanma” lo noquea o que “Juanma” está para cosas mejores.

Ya podemos ver lo mismo que Bob Arum y su equipo de trabajo veían en cada pelea y ahora nos damos cuenta de las razones por las cuales le fue confeccionada su carrera desde que se convirtió en campeón mundial.

“Una posibilidad es que López podría enfrentarse a Billy Dib. Tendría que comunicarme con sus representantes para la disponibilidad pero es definitivamente algo a considerar. “Juanma” vs. Vázquez sería una gran pelea. Como promotor no se puede descartar la idea ya que sería un evento donde la gente se volvería loca en Puerto Rico,” aseguró Bob Arum a Carlos González de Boxing Scene.

Ahora que regresamos a la realidad nos damos cuenta de que ambas peleas que sugiere Bob Arum son complicadas. López sería favorito pero los dos rivales tienen lo suyo.

¿Y saben qué? No me extrañaría que negociaran la renuncia de Orlando Salido del cinturón mundial pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) para ponerlo en juego en un pleito entre López y Vázquez.

Nonito Donaire se acerca a los pesos pluma y es conveniente tener a un peledor de renombre para seguir inflando la carrera del “Flash Filipino.”

Crédito Foto: Amanda Kwok, Showtime Sports

Comenta sobre este articulo