El cubano Yuriorkis Gamboa está en aprietos. La promotora Top Rank presentó una demanda contra el “Ciclón de Guantánamo” en la corte federal del estado de Nevada por incumplimiento de contrato, lo que obligará al cubano a un desgaste judicial y colocar en un limbo su próximo ascenso al cuadrilátero.

Gamboa (21-0-0, 16 KOS) tenía previsto pelear contra el estadounidense Brandon “Bam Bam” Ríos (29-0-1, 22 KOs) por el título ligero el 14 de abril en el Mandalay Bay Resort y Casino de Las Vegas, pero en forma inesperada dejó plantados a tirios y troyanos en Miami y Los Ángeles, donde debió presentarse para sendas ruedas de prensa.

Ríos, de 25 años, es titular ligero de la AMB, corona que logró por nocaut técnico en diez asaltos ante el venezolano Miguel Acosta el 26 de febrero de 2011, en tanto Gamboa venció en el octavo a Daniel Ponce de León el 10 de septiembre del pasado año en New Jersey.

De acuerdo con “ESPN.com”, que obtuvo copia de la demanda, “el 16 de febrero o cerca de esa fecha, Gamboa explícitamente estuvo de acuerdo con todos los términos materiales de un contrato para pelear con Ríos el 14 de abril del 2012, incluyendo la fecha, oponente, arreglos de viajes, bolsas de ganancias y avances de las ganacias”.

El documento refiere que “tras acordar pelear con Ríos, Gamboa pidió, recibió y aceptó un poco más de $70,000 de adelanto de manos de Top Rank y del (co-promotor) Arena, anticipando la pelea con Ríos”.

Gamboa, de 30 años y ex monarca unificado de peso pluma, iba a subir dos divisiones para enfrentar a Ríos por el título vacante de las 135 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en un duelo de muchas expectativas por la trayectoria de ambos rivales.

Además de recibir 1,2 millones por enfrentar a Ríos, el “Ciclón de Guantánamo” tenía sobre la mesa un premio de 100.000 dólares que ofreció al ganador Todd DuBoef, un ejecutivo de Top Rank.

DuBoef aseguró que la promotora tenía un sólido acuerdo promocional con Gamboa, quien aceptó los términos del acuerdo para pelear con Ríos, a pesar de que no había estampado su firma en el documento en forma oficial.

Pero Gamboa tiene su versión de lo que ocurre entre bambalinas y de sus inexplicables ausencias a los hoteles Versailles, de Miami, y Millenium Biltmore de Los Ángeles, donde se reunieron decenas de periodistas y fotógrafos para conocer detalles de un pleito con grandes dosis de espectacularidad por la trayectoria de ambos gladiadores.

“Cuando todo quede claro con mi contrato, entonces tendrá lugar la pelea, pero ahora mismo no estoy bajo los términos que deseo para que este combate ocurra”, dijo Gamboa a la página digital “RingTV.com”. “Nunca hubo un contrato y nunca una firma de Gamboa para la pelea contra Brandon Ríos”.

Y continuó el púgil caribeño: “No tengo problemas con HBO y espero que HBO no tenga problemas conmigo por todo lo que está pasando a mi alrededor, yo no elegí estar en la posición en la cual me encuentro ahora. Pero este es el momento de hacer esto, porque si no defiendo mis derechos, nadie lo hará por mí. Nunca creí que se llegara a este punto”.

Top Rank informó que el también cubano Richard Abril (17-2-1, 8 KOs) ocupará el lugar de Gamboa en la misma fecha del 14 de abril y en Mandalay Bay, aunque no han recibido el apoyo de la cadena HBO, que había acordado pagar más de dos millones de dólares por la pela entre “Bam-Bam” Ríos y Gamboa.

Comenta sobre este articulo