La mexicana Ana María “La Guerrera” Torres entrena a toda máquina para no dar margen a la casualidad o los imprevistos. Su carrera es un hito en la historia del boxeo mundial con ¡diez! defensas consecutivas de la faja supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Y dentro de unos días, exactamente el 31 de marzo, Torres intentará elevar a 11 la racha victoriosa, en un pleito histórico, previsto en Los Cabos, Baja California, frente a la veterana estadounidense Mary Elizabeth Ortega (31-6-2, 8 KOs), una rival de reconocida calidad en los encordados.

Con récord de 27 victorias, 15 por nocaut, además de tres reveses e igual cifra de empates, Torres es la única mujer que posee el cinturón diamante del CMB, que también han recibido el filipino Manny Pacquiao y el argentino Sergio “Maravilla” Martínez. Un reconocimiento cuyo valor sentimental supera ampliamente los 60.000 dólares del costo económico de su creación.

“Sé que estaré ante una experimentada oponente, cuya marca habla de su gran trayectoria, pero me gustan los retos y estoy acostumbrada a las mejores”, explicó Torres, quien entrena diariamente en el gimnasio “Nuevo Jordan” bajo la supervisión de su entrenado Manuel López.

En su última exposición de la faja mundial, Torres, de 32 años, venció por decisión unánime a la argentina Marisa Johanna “La Nena” Portillo, el 8 de octubre del pasado año en Baja California.

“No me confiaré porque estoy convencida resultará una pelea muy difícil”, añadió “La Guerrera”. “Pero quiero demostrar que estoy en excelente forma con una victoria por nocaut”.

Torres aseguró que en sus planes inmediatos está la zurda jamaicana-estadounidense Alicia Ashley, en la discusión del título vacante de la división supergallo.

“Primero quiero superar el compromiso contra Ortega y después tengo entre mis planes pelear por el título supergallo contra Ashley”, dijo Torres, quien tampoco descarta un un tercer enfrentamiento ante su compatriota Jackie “La Princesa Azteca” Nava a quien derrotó por fallo unánime el 30 de julio en Chiapas, después de un empate en abril en Veracruz.

“Le gané claramente, en su casa y con su televisora”, dijo Torres sobre un nuevo combate ante Nava. “No tengo nada que demostrar, pero si mi promotor cierra la pelea, no tengo problemas”.

Comenta sobre este articulo