El dominicano Víctor “Mermelada” Cayó (27-2-0, 19 KOs) ha estado cerca de tocar la gloria en el boxeo, pero siempre se le ha esfumado entre las manos. Como lamentarse no es opción, le toca recomponerse y no hay mejor antídoto que hacerlo contra un excampeón mundial, razón por la cual enfrentará al estadounidense Nate Campbell (34-9-1, 25 KOs).

La pelea, pactada a diez asaltos en la división superligera (140 libras), será el plato fuerte de la cartelera que se realizará el 24 de marzo en el Palacio de los Deportes de Santo Domingo y es patrocinada por las empresas Mangüita Boxing Promotion y Sampson Boxing.

“Estoy listo para derrotar a Campbell” dijo el peleador quisqueyano, quien en marzo de 2010 tuvo la oportunidad de ceñirse la faja mundial interina superligera de Asociación Mundial de Boxeo (AMB), pero falló al caer por la vía del cloroformo, en el sexto round, ante el argentino Marcos René Maidana (31-3-0, 28 KOs).

Su adversario es un experimentado pugilista de 40 años que está empeñado en demostrar que todavía le sobran condiciones para mantenerse activo al máximo nivel, pese a que en sus últimas cinco presentaciones no le haya ido nada bien al caer en cuatro oportunidades.

Según el diario dominicano “El Caribe”, Cayó trabaja con ahínco y consciente de que ante Campbell posiblemente tenga la pelea que le relancé a planos estelares, o sea, que lo haga visible para poder aspirar a algún título mundial.

“Sé de la estelaridad de mi rival y que para poder aspirar nuevamente a una faja del mundo, tengo que salir airoso ante Campbell”, reconoció Mermelada, que en julio pasado contendió y perdió por nocaut ante el norteño Lamont Peterson (30-1-1, 15 KOs), combate que de ganarlo le hubiera permitido retar al entonces campeón: el inglés Amir Khan.

Al preguntársele cómo se sentía por las exigentes sesiones de entrenamiento, que realiza en el gimnasio Maquiteria del populoso barrio de Villa Duarte, el caribeño de 27 años respondió escuetamente pero con determinación: “muy bien”.

Campbell, campeón mundial del peso ligero (135 libras) entre marzo de 2008 y febrero de 2009, visitó la República Dominicana y no escondió que tiene muchísima ambición por volver a ceñirse una faja absoluta.

A menos de dos semanas para su pleito con Campbell, Mermelada Cayó está pesando 148 libras, significa que está ocho libras por encima del peso que certifica la división welter junior. No obstante, el quisqueyano que inició su andadura profesional en mayo de 2006, aseguró que en la víspera del combate -el 23 de este mes- su cuerpo estará “justo en las 140 libras”.

Comenta sobre este articulo