En México miles del fanáticos del boxeo aseguran estar saturados de emociones, pues para ellos la gran pelea del año 2012 ya es historia, a pesar de que áun se avecinan dos promocionadas peleas: las que sostendrán el filipino Manny Pacquiao y el puertorriqueño Miguel Cotto contra los invictos estadounidenses Timothy Bradley y Floyd Mayweather Jr., respectivamente.

Una encuesta realizada por una compañía que responde al sugerente nombre de “El mejor boxeo mexicano”, revela que para los fanáticos de ese país, considerado una de las principales plazas del pugilismo en el mundo, el mejor pleito del actual ciclo de 12 meses fue la revancha que el mexicano Orlando “Siri” Salido (35-11-2, 23 KO’s) le ganó por nocaut en el décimo asalto al boricua Juan Manuel “Juanma” López (31-2-0, 28 KO’s).

La muestra, que refleja alrededor de un millar de opiniones recopiladas en la Ciudad de México, expone que para el 66.7 por ciento de los encuestados ninguna de las confrontaciones de primer nivel concertadas en el futuro, superará en nivel de emociones y espectacularidad a la que protagonizaron Salido y López el pasado 10 de marzo en el coliseo Roberto Clemente, de San Juan, capital de Puerto Rico.

Esa noche, “Siri” Salido defendió exitosamente su faja mundial de peso pluma, versión de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), y demostró que su triunfo previo 11 meses antes sobre “Juanma” López, en Bayamón, Puerto Rico, no había sido obra de la casualidad. En la revancha, el mexicano pegó mucho más que el puertorriqueño, hasta conseguir la victoria por la vía del cloroformo en la décima ronda.

Transcurridos menos de tres meses de 2012, todavía hay tiempo para muchas emociones, particularmente en el MGM Grand Garden Arena, de Las Vegas, Nevada, sede de las dos peleas más promocionadas del actual año. La encuesta refleja un excesivo chovinismo hacia los púgiles locales, porque es impreciso definir lo que ocurrirá en el futuro.

Más aún con la indiscutible calidad de los peleadores que aparecen en el horizonte, entre ellos el estadounidense Floyd Mayweather y el filipino Manny Pacquiao, considerados los dos mejores pugilistas profesionales del mundo, libra por libra.

El 5 de mayo próximo, el puertorrriqueño Miguel Cotto (37-2-0, 30 KO’s) defiende su corona (Super) de peso ligero-mediano, reconocida por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), ante el invicto Mayweather (42-0-0, 26 KO’s), y un buen número de expertos vaticina un peleón de campana a campana.

Lo mismo sucede con respecto a la lucha que involucrará el 9 de junio al filipino Manny Pacquiao (54-3-2, 38 KO’s) y al estadounidense Timothy Bradley (28-0-0, 12 KO’s), con la faja de peso welter de la OMB que ostenta el asiático en juego.

Pero se sabe que no siempre son emocionantes los pleitos más promocionados, esos que involucran a las figuras más taquilleras entre los encordados. Por esa razón, tal vez el criterio de los fanáticos mexicanos no se encuentre muy alejado de la verdad, y a la larga resulte insuperable, por su intensidad, esa pelea revancha entre “Siri” Salido y “Juanma” López, el pasado 10 de marzo en San Juan, la capital de Borinquen.

Comenta sobre este articulo