La pelea entre el campeón filipino de la división mosca Brian “El Punch Hawaiano” Viloria y el mexicano Omar Niño “Gigante Asesino” Romero, programada inicialmente para el 31 de marzo en Filipinas, fue pospuesta para el 21 de abril a fin de darle un plazo prudencial al púgil azteca para liquidar una deuda con el estado de Nevada.

“Hemos decidido darle tiempo a Niño Romero para que resuelva el problema”, dijo a “The Ring” Gary Gittelsohn, manager de Viloria. “Una vez que Nevada haya recibido el dinero correspondiente a la prolongada deuda, la Organización Mundial de Boxeo (OMB) aprobará el combate”.

Hace unos días, la OMB emitió un comunicado en el que señalaba que no da el visto bueno a la pelea entre el campeón filipino y el retador Niño Romero, por el título de la categoría mosca.

“La OMB, conoció por medio de Keith Kizer, Director Ejecutivo de la Comisión Atlética del Estado de Nevada, que Omar Niño Romero tuvo una multa disciplinaria por la cantidad de 11,250 dólares, que está pendiente desde 2006”, dice el documento.

A través de Francisco Valcárcel, presidente de la OMB, los organizadores del combate en Filipinas supieron que la pelea debía posponerse hasta que Niño Romero resolviera el adeudo.

Viloria (30-3, 17 KOs) expondrá el cetro de las 112 libras de la OMB en su segunda defensa ante Niño Romero (31-4-2, 13 KOs), a quien se ha enfrentado dos veces, perdiendo por decisión la primera y terminando en “no decision”, la segunda, ambas en 2006.

En el último pleito hubo empate mayoritario en las votaciones de los jueces, pero posteriormente el mexicano Niño Romero falló en una prueba de drogas, por lo que fue suspendido por la Comisión de Nevada.

Viloria, de 31 años, acumula cuatro victorias consecutivas, la más reciente por nocaut técnico en el octavo asalto frente a Giovani Segura en la capital filipina. La faja de la división mosca la conquistó frente a Julio César Miranda el 16 de julio de 2011.

Alcanzó la corona minimosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) por KO ante el mexicano Ulises Gil en abril de 2009, pero después la perdió por nocaut técnico en el round 12 ante el colombiano Carlos Tamara en enero de 2010.

Niño Romero, de 35 años, se impuso por nocaut técnico a su compatriota Javier “El Pony” Romano el 23 de febrero en Hidalgo, México, pero antes cayó ante el también azteca Gilberto “Baby Luis V” Keb Baas, en la lucha por el título minimosca del Consejo Mundial de Boxeo, en Mérida el 6 de noviembre de 2010.

Comenta sobre este articulo