El campeón mexicano Erik “Terrible”Morales dijo que el 24 de marzo iba a dar una lección de boxeo al estadounidense Danny “Swift”García y que “después de la pelea no seré el Terrible, seré el profesor porque le voy a enseñar a pelear”.

Existían suficientes razones para respetar sus palabras. Morales, de 35 años, ostentaba la corona de la división superligera, correspondiente al Consejo Mundial de Boxeo (CMB) después de reinar en supergallo, pluma y superpluma.

Pero el “Terrible”sucumbió ante un rival velado, la báscula, dando muestras de poca responsabilidad para un combate, que iba a ser la primera defensa de la faja en el Reliant Arena de Houston, Texas y transmitido por la cadena HBO.

“Si trataba de llegar al peso quitándome esas dos libras me hubiera afectado durante la pelea”, dijo Morales tras el pesaje. “No valía la pena el sacrificio en este momento por un par de libras. Eso me hubiera afectado mucho en mi rendimiento sobre el cuadrilátero”.

¡Sorprendente! ¡Increible! Ceder un título mundial por ¡dos libras! y reconocerlo con tanta indiferencia. ¿Y a pesar de ello quiere que lo reconozcan como “el Profesor”. Estoy completamente seguro que algo oculto sucede tras bastidores.

Tamaña irresponsabilidad no puede solo atribuirse a Morales. Junto a cada monarca hay una maquinaria que incluye entrenadores, dietistas, preparadores físicos, masajistas y médicos, que velan por cada uno de los detalles. Y no creo que Morales haya carecido de asesoramiento y advertencia.

¿No pudo bajar dos libras en forma paulatina durante los exigentes entrenamientos? Repito: No lo creo.

El retador “Swift”García, quien hizo el peso con 139,5 libras, media por debajo del límite permitido, expresó su descontento con Morales.

“Estoy enfadado y frustrado”, dijo el joven de 24 años. “Creo que cosas como éstas dañan al boxeo y yo amo al boxeo. Para mí todavía es una pelea de campeonato, pero creo que lo que hizo fue faltarle el respeto al boxeo y a los aficionados”-

García (22-0, 14 KOs) ocupa el cuarto lugar del ránking en el Consejo Mundial (CMB) y segundo en la Organización Mundial (OMB). Llega al duelo tras vencer por decisión dividida al ex campeón mundial Kendall Holt, el 15 de octubre en California.

El combate se llevará a efecto de todas formas, pero si Morales retiene el título, permanecerá vacante. Si García conquista la victoria, se adjudicará la corona.

Además de perder el cinturón mundial, Morales fue multado con 50.000 dólares de la bolsa de un millón que le correspondía, mientras García incrementará las ganancias de 175.000 a 225.000 dólares.

Dudo que alguien le extienda a Morales el certificado de “Profesor”después de esa pifia.

Comenta sobre este articulo