Juan Manuel “Dinamita” Márquez (53-6-1, 39 KOs) no ha llegado a ser uno de los mejores púgiles mexicanos de todos los tiempos por mera casualidad. Es un verdadero artista sobre el ring, rango que ha logrado a base de sacrificio, esfuerzo y sin subestimar a sus oponentes. Y a esta altura de su carrera no cambiará su rutina, razón por la cual se prepara intensamente para enfrentar al ucraniano Serhiy Fedchencko (30-1-0, 13 KOs).

“Estamos preparándonos bien para este nuevo rival. El ucraniano es más fuerte que el anterior adversario que me propusieron (el argentino César René Cuenca). Intercambia golpes, por lo que tenemos un adversario bastante difícil, así que estamos entrenando como siempre, muy bien”, indicó en una entrevista con el diario azteca “El Universal”.

Márquez y Fedchenko se verán las caras el 14 de abril en la Arena Ciudad de México, donde estará en juego el título interino superligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y además, será el retorno de Dinamita a la casa donde comenzó a forjar su leyenda.

“Son ya cerca de dos décadas que no peleo aquí. Mis primeros ocho combates fueron en el DF. Así que es una gran alegría volver a pelear en esta ciudad. Vamos a pelear por la afición que siempre me ha apoyado y me ha brindado su cariño”, expresó el pugilista que no lidia ante sus cuates del DF desde 1994.

Acerca de Fedchenko comentó que está al tanto de que no ha peleado fuera de Europa, pero aclaró que es un rival en extremo peligroso. “De esos hay que cuidarse más, de los que no se sabe de qué están hechos, de cómo es su estilo, de cómo boxean. Por eso hay que cuidarse. Nada de confianza, por eso estamos preparándonos bien”.

El mexicano de 38 años reconoció que le desagrada el adjetivo de interino, aunque no pretende desaprovechar la oportunidad de ceñirse su cuarta corona mundial en divisiones diferentes, pues lució las fajas absolutas en las categorías pluma, superpluma y ligero.

“Es motivante ir por un título mundial, pero es interino. Me hubiera gustado que fuera el absoluto. Sería un mejor reto que fuera cualquier campeonato, pero absoluto. No deja de ser motivante porque pienso en un cuarto título y, porque no, más adelante hasta en un quinto”, concluyó el estelar pugilista que se entrena en tres sesiones diarias.

Márquez viene de perder, con muchísima polémica, ante el filipino Manny Pacquiao (54-3-2, 38 KOs) en noviembre último. Entonces dos jueces le otorgaron la victoria al asiático y el otro voto tablas, pero el respetable y no pocos expertos estuvieron en desacuerdo con ese veredicto.

Por su parte, Fedchenko llegará a la batalla con siete sonrisas sucesivas, la última de ellas la alcanzó por decisión unánime ante el húngaro Lazlo Fazekas (8-1-1, 6 KOs), en febrero del año en curso.

Comenta sobre este articulo