Aunque se anunció con bombos y platillos en Internet para el 15 de septiembre, continúo en el bando de los escépticos sobre el esperado pleito entre el campeón mexicano Julio César Chávez Jr. y el argentino Sergio “Maravilla” Martínez.

Después de infinitos dimes y diretes, ofensas de todo tipo y réplicas de cada uno de los campamentos, el promotor Fernando Beltrán, quien maneja los destinos del Junior, acaba de asegurar que habrá enfrentamiento entre ambos peleadores en el noveno mes del año.

“El Consejo Mundial de Boxeo ha sido fundamental para que se pueda cerrar el compromiso”, dijo el empresario Beltrán, presidente de Promociones Zanfer, lo que contradice declaraciones recientes de Sampson Lewkovicz, asesor de “Maravilla”.

Lewkovicz, precisó que se habían roto las negociaciones con el promotor Bob Arum, titular de la empresa Top Rank y representante del Junior, para concertar la pelea.

“Arum le faltó el respeto a Martínez, al manager Lou DiBella, a mi persona y a la entidad que preside el mexicano José Sulaimán”, dijo Lewkovicz a la agencia de noticias argentina Télam.

En días previos a esos comentarios, informaciones procedentes del campamento de “Maravilla” aseguraban que iban por buen camino los contactos preliminares con la otra parte para efectuar el compromiso, que Julio César Chávez padre afirmó, enérgico y molesto, se efectuaría en el mes de septiembre en Las Vegas.

Pero tras el nocaut que Martínez propinó al inglés Matthew Macklin el 17 de marzo en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, el proyecto regresó a un punto muerto, de total incertidumbre, como en semanas precedentes.

Ahora Beltrán sin embargo fue enfático en cuanto al pleito y añadió que la semana próxima llegarán a su fin las negociaciones.

El mexicano José Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) dio un ultimátum a Arum y la promotora Top Rank para que concerten el combate con Martínez, porque de lo contrario el Junior perderá la corona de los pesos medianos.

“El promotor Bob Arum se mete en zapatos muy grandes si anuncia a Chávez Jr contra otro rival, porque debe enfrentar al argentino Sergio Maravilla Martínez como lo ordena el Consejo Mundial”, dijo Sulaimán en una reciente rueda de prensa en México.

E incluso fue más categórico: “Julito debe enfrentar a Maravilla Martínez y si quiere irse del CMB, que se vaya, yo siempre lo he apoyado y le dimos la oportunidad de ganar el cinturón mundial porque lo estimo como a su padre”.

Para que se pongan de acuerdo las dos partes, el organismo del boxeo estableció un período de libres negociaciones del 19 de marzo al 9 de abril. Siete días después se procederá a la subasta pública para definir los detalles financieros.

Si “Maravilla” y su grupo optan por no presentarse, sería descalificado como retador, pero si es Julio César Chávez el que incumple con su participación al encuentro, perderá su corona de campeón.

Comenta sobre este articulo