Algo inexplicable ocurre en la mente del invicto peleador cubano Yuriorkis Gamboa, quien no cesa de tener altibajas tanto en su carrera boxística como en su vida profesional.

Gamboa tenía previsto pelear contra el estadounidense Brandon Ríos por el título ligero el 14 de abril en el Mandalay Bay Resort y Casino de Las Vegas, pero en forma inesperada dejó plantados a los asistentes a sendas ruedas de prensa en Miami y Los Ángeles, donde se promocionaría el combate.

Ex monarca unificado de peso pluma, Gamboa acordó subir dos divisiones para enfrentar a Ríos por el título vacante de las 135 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en un duelo de muchas expectativas por la trayectoria de ambos rivales.

Además de recibir 1,2 millones por enfrentar a Ríos, el “Ciclón de Guantánamo” tenía sobre la mesa un premio de 100.000 dólares que ofreció al ganador Todd DuBoef, un ejecutivo de Top Rank.

“Cuando todo quede claro con mi contrato, entonces tendrá lugar la pelea, pero ahora mismo no estoy bajo los términos que deseo para que este combate ocurra”, dijo Gamboa a la página digital “RingTV.com”. “Nunca hubo un contrato y nunca una firma de Gamboa para la pelea contra Brandon Ríos”.

Ante la disyuntiva, la promotora Top Rank eligió al también cubano Richard Abril (17-2-1, 8 KOs) para que ocupara el lugar de Gamboa en la misma fecha del 14 de abril y en Mandalay Bay.

Pero en el plano legal Top Rank presentó una demanda contra el “Ciclón de Guantánamo” en la corte federal del estado de Nevada por incumplimiento de contrato, lo que obligará al cubano a un desgaste judicial y colocar en un limbo su próximo ascenso al cuadrilátero.

De acuerdo con la demanda, “el 16 de febrero o cerca de esa fecha, Gamboa explícitamente estuvo de acuerdo con todos los términos materiales de un contrato para pelear con Ríos el 14 de abril del 2012, incluyendo la fecha, oponente, arreglos de viajes, bolsas de ganancias y avances de las ganancias”.

El documento refiere que “tras acordar pelear con Ríos, Gamboa pidió, recibió y aceptó un poco más de $70,000 de adelanto de manos de Top Rank y del (co-promotor) Arena, anticipando la pelea con Ríos”.

Al margen del proceso, ahora se supo que Luis De Cubas, un conocido promotor de Miami, hizo gestiones para concertar una entrevista conciliatoria entre Bob Arum, presidente de Top Rank, y Gamboa.

Pero el cubano volvió a ausentarse sin causa conocida, dejando en un limbo el encuentro y sumido en la incertidumbre a De Cubas, con más de 30 años de experiencia en el negocio de los puños.

“Todavía no sé qué fue lo que pasó exactamente, pero él no pudo ir a ese primer encuentro y esperaremos a que Arum regrese de Israel para planificar otro”, dijo De Cubas al diario “El Nuevo Herald”. “Alguna solución le vamos a encontrar a todo esto y será más temprano que tarde’’.

Según De Cubas, Gamboa lo llamó y le pidió que arreglara la reunión con Arum y supuestamente se verían el pasado sábado a la 1:00 p.m. en el Cosmopolitan Hotel y Casino de Las Vegas, pero el boxeador no llegó y Arum se marchó a Israel lo cual pospone el posible arreglo del diferendo entre ambas partes.

Por su parte, el sitio de Internet “BoxingScene.com” reveló que Arum asegura que recibió una llamada telefónica de Gamboa, quien tenía a su lado a De Cubas y que entre los tres pactaron el encuentro para el sábado.

“El fue el que pidió que nos reuniéramos’’, dijo Arum. “No sé lo que está pasando con Gamboa’’.

A pesar de todo lo ocurrido, De Cubas no pierde la confianza en poder resolver el futuro profesional de Gamboa.

“Tengo muchos años de relación con Arum y sé que es una buena persona”, recalcó De Cubas. “Sólo necesitamos sentarnos y encarrilar por buen camino la conversación. Gamboa es demasiado bueno como boxeador y, por el otro lado, estamos hablando de uno de los grandes promotores de todos los tiempos. Cuando regrese de Israel nos reuniremos. Todo cambiará para mejor”.

No intento dudar de la buena voluntad de De Cubas, pero ¿qué explicación tiene Gamboa para esta nueva ausencia? ¿Seguirá jugando a las escondidas a pesar de que su prestigio se deteriora con esas deplorables actitudes?

Comenta sobre este articulo