Al margen del resultado, el ex campeón mundial Brandon “Bam Bam” Ríos piensa decirle adiós a la división ligera cuando concluya su próximo combate frente al cubano Richard Abril el 14 de abril en el Mandalay Bay Hotel de Las Vegas.

Frustado por la actitud del también cubano Yuriorkis Gamboa, quien lo dejó plantado en par de ocasiones en Miami y Los Ángeles, Ríos aceptó pelear contra Abril, que lo había retado en el sur de la Florida.

“Solo quiero reconquistar mi corona y subir de peso”, dijo Ríos, que se vio obligado a ceder la faja en diciembre pasado al sobrepasar las 135 libras en el pleito que le ganó por nocaut en el undécimo asalto a John Murray en el Madison Square Garden de Nueva York.

“Si subo de peso siendo campeón, más rápido estaré en una mejor posición para conseguir una oportunidad titular en esa división”, añadió el invicto Ríos, de 25 años, en declaraciones en el Fortune Gym, de Hollywood.

Con palmarés inmaculado de 29 triunfos, con 21 nocauts y un empate, “Bam Bam” asegura que el cubano Abril pagará la afrenta de haberlo retado públicamente en el hotel Versailles, de Miami.

“Richard Abril forzó esta pelea y estoy listo para derrotarlo, porque un hombre nunca olvida cuando otro le falta el respeto tocándole la cara”, expresó Ríos sobre el incidente el día que se iba a promocionar la pelea contra Gamboa. “Vino de la nada para conseguir esta pelea y lo voy a noquear para devolverlo a la oscuridad donde estaba”.

Precisó que el combate versus Gamboa es historia pasada, porque intentará nuevamente hacer el peso de las 135 libras.

“Si Gamboa quiere pelear conmigo, va a tener que ir a las 140 libras. Me quedé originalmente en las 135 libras para pelear con él”, enfatizó Ríos. “Pidió una pelea conmigo y después se echó a correr. Me hubiera encantado pelear con él para demostrarles a todos que él no es tan bueno como dice. Pero ahora si esa pelea se da en algún momento, tendrá que ser en las 140 libras”.

Abril, de 29 años, tiene foja de 17 victorias, ocho por nocaut, dos reveses y un empate. Acumula cinco triunfos consecutivos, tres de ellos en 2011. En su último ascenso al ring derrotó por decisión unánime al venezolano Miguel “Aguacerito” Acosta en Panamá, donde obtuvo el título interino ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

“Se me ha dado la oportunidad de mi vida y no la voy a desaprovechar”, afirmó Abril. “Sé que la mayoría considera a Brandon Ríos como el favorito, y eso está bien conmigo, pero yo he sabido convertir mi carrera desde algo chiquito y casi desconocido a ser retador del mundo número uno. Y Ríos no sabe lo que le viene encima.

Comenta sobre este articulo