Confieso que esperaba un punto de giro en el culebrón mediático que protagonizan el argentino Sergio “Maravilla” Martínez (49-2-2, 28 KOs) y el mexicano Julio César Chávez Jr. (45-0-1, 31 KOs). Imaginé infinidad de excusas e improperios, muy abundantes en los capítulos previos, pero no que ambas partes se pusieran de acuerdo.

Y cuanto me alegro de haberme equivocado. Al fin estos dos hombres parece que zanjarán sobre el cuadrilátero sus diferencias, surgidas a raíz de la negativa del Junior, vigente campeón mediano, de pelear contra Maravilla que había sido despojado de ese título en las oficinas del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

La pelea será el 15 de septiembre en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, según el acuerdo firmado por los promotores Sampson Lewkowicz, apoderado de Maravilla, y su contraparte Bob Arum, presidente de Top Rank y manejador de la carrera del Hijo de la Leyenda (Julio César Chávez Sr.).

En diálogo con TyC Sports, Martínez contó que en las últimas horas de ayer firmó el contrato y que está entrenando desde que terminó la última pelea contra el británico Matthew Macklin (28-4-0, 19 KOs). “Sólo pienso en el KO”, añadió.

El anuncio del convenio confirma las declaraciones hechas a finales de marzo por Fernando Beltrán, rector de Promociones Zanfer, empresa que maneja en México a Chávez Jr. Entonces dijo que a finales de esta semana las negociaciones del combate llegarían a su fin.

Agregó que “el Consejo Mundial de Boxeo ha sido fundamental para que se pueda cerrar el compromiso del día 15”.

Beltrán no podía decir otra cosa porque el CMB, después de su titubeante postura ante el irreverente Chávez Jr., había dado como fecha límite para cerrar las conversaciones el 9 de abril.

Asimismo advirtió que de no haber acuerdo se procedería a subastar el combate el 16 de abril. Y si el argentino o el mexicano no aceptaban las condiciones se les desconocería como retador oficial y campeón mundial, respectivamente.

Este pacto le permitirá a Maravilla, además de recuperar la corona, embolsarse una bolsa cercana a los dos millones de dólares. Aunque para firmar tuvo que permitir que el mexicano se saliera con la suya y haga la exposición titular el 16 de junio ante el irlandés Andy Lee (28-1-0, 20 KOs), en la localidad texana de El Paso.

Sería curioso ver qué sucede si Chávez Jr. pierde con Lee. Al menos casi todo el mundo apuesta a que saldrá derrotado del Sun Bowl y uno, en el deporte, nuca sabe.

Comenta sobre este articulo