Parecía una jornada como otra cualquiera dentro del gimnasio para el cubano Odlanier Solís. Pero el jueves 5 de abril, día de su cumpleaños, la “Sombra” recibió una llamada telefónica que lo hizo saltar de alegría: del otro lado del auricular le informaron que el 19 de mayo enfrentará al kazajo-alemán Konstantin “Sandman” Airich en el Convention Center, de Pharr, Texas.

Solís (17-1-0, 12 KOs) está luchando desde hace varios meses con dejar atrás tres intervenciones quirúrgicas a consecuencia de una lesión, que le ocurrió en el aparatoso revés frente al ucraniano Vitali Klistchko, campeón de los pesos pesados del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

“El 19 de mayo será como un nuevo comienzo, un partir de cero y puede que mucha gente no crea en mí, pero les voy a demostrar a todos que volveré a lo más alto del boxeo”, dijo desde su campamento en Orlando, donde entrena junto al puertorriqueño Miguel Cotto y bajo la asesoría del cubano Pedro Luis Díaz.

“Me siento como si hubiera vuelto a nacer y estoy listo para cualquier rival”, añadió el caribeño, quien perdió por nocaut técnico en el primer asalto ante Klistscko el 19 de marzo de 2011, en Colonia, Alemania.

Semanas después de la derrota ante Klistschko, Solís tuvo que someterse a tres operaciones quirúrgicas para repararle los ligamentos dañados y a continuación tuvo una larga rehabilitación que concluyó a fines de septiembre.

Consecuencia de ese prolongado proceso, Solís, monarca olímpico en Atenas 2004, suspendió su pleito frente al alemán de origen turco Varol Vekiloglu el 14 de octubre en territorio germano y también el que sostendría ante el ucraniano Alex Mazikin (17-6-2, 4 KOs) a finales de año en Turquía por un asunto de índole doméstico.

“Los últimos 12 meses han sido un infierno lleno de contratiempos para mí, pero ahora estoy listo para regresar”, dijo Solís. “Se siente muy bien estar finalmente de vuelta y tengo una motivación extra al trabajar al lado de un gran campeón como Cotto”.

Airich, de 33 años y con foja de 23 triunfos, 17 por la vía del sueño, además de seis reveses y dos empates, será un adversario difícil para el cubano, después del infortunio de la lesión y el largo período sin combatir.

Nacido en Kazajastán, “Sandman” es ciudadano alemán radicado en Hamburgo y ahora tendrá la oportunidad de presentarse por primera vez en territorio estadounidense. Acumula seis victorias consecutivas, la última por nocaut en el noveno round frente al turco Ondrej Pala el 9 de marzo de 2012.

En mayo del pasado año Airich sufrió impresionante nocaut en el primer asalto ante el zurdo estadounidense-canadiense Tye “Big Sky” Fields en un torneo en Londres.

“Se trata de un buen oponente para Odlanier en este momento de su carrera’’, afrimó José Pérez, miembro de la directiva de Arena Box Promotions y el principal manager de Solís en Miami. “No queríamos enfrentarlo con un desconocido, sino contra alguien que le exigiera y le permitiera demostrarle a él mismo y a todos sus fanáticos, que sigue siendo parte del boxeo, y del buen boxeo”.

Comenta sobre este articulo