El mexicano José Alfredo Rodríguez (28-0-0, 17 KOs) se ha ganado un espacio en la élite del boxeo profesional a fuerza de embestidas antológicas, imposibles de contrarrestar para sus adversarios y que le han valido el sobrenombre del “Torito”. Pero dentro de una semana tendrá una prueba mayúscula al tener que embestir en una plaza sitiada, que apoyará a su “matador” Alberto “Chiquito” Rossel (27-8-0, 13 KOs).

La faena entre ambos será el 14 de abril en el Coliseo Dibos Dammert, situado en la capital peruana Lima, lugar de nacimiento de “Chiquito”. Y en juego estará el cinturón mundial interino minimosca, versión de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

“Estoy listo para acabar con Rossel. No le daré oportunidad ni de reaccionar”, aseguró el sinaloense de alias taurino que, pese a sus escasos 22 años, ha acumulado una importante experiencia en los encordados, pues debutó a los 17 en el año 2007.

Esta será la primera defensa del Torito que ganó la distinción el 19 de noviembre de 2011, cuando derrotó al tailandés Nethra Sasiprapa (29-2-0, 13 KOs) por decisión dividida (114-112, 113-111 y 111-114).

El azteca confía en su preparación y está seguro de que regresará a México con la faja. “Lo atacaré una y otra vez sin darle tregua hasta quebrarlo física y mentalmente”, comunicó en su cuartel general en Guadalajara.

Su manager Jesús Zápari comentó que “José anda bien, les garantizo que se verá excelente contra Alberto”.

Su contraparte, como es lógico, piensa diametralmente diferente. “Prometo el máximo de mis esfuerzos. Serán 12 rounds y me daré íntegro de principio a fin para ganar la pelea y que Perú tenga por fin un campeón mundial masculino”, declaro Rossel a la Agencia Andina.

Será la segunda oportunidad titular para el peruano de 34 años. En la anterior presentación, el 9 de octubre de 2010 y en el peso supermosca de la AMB, “Chiquito” perdió por nocaut en la novena ronda con el mexicano Hugo Fidel Cazares (36-7-2, 26 KOs).

“En esta pelea me sentiré mucho mejor, porque no lucharé en dos categorías más de mi división. Esta vez será en minimosca, donde me acomodo mejor y ambos tendremos iguales condiciones. Ahora he sumado mayor experiencia, con lo que he acumulado en toda mi carrera deportiva; pelear por segunda vez un campeonato mundial es importantísimo y estoy preparado”, aseguró el peruano.