El mexicano-estadounidense Brandon “Bam Bam” Ríos ha intentado mantenerse dentro los ligeros, pero su físico se resiste a marcar 135 libras. Ahora previo al combate frente al cubano Richard “El Tigre” Abril de este sábado nuevamente sobrepasó en dos libras el peso máximo permitido.

Es una historia que se repite en la báscula. “Perro huevero, aunque le quemen el hocico”, afirma el refrán. Consecuencias: si gana la pelea en el Mandalay Bay Events Center de Las Vegas, el título mundial interino de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) quedará vacante.

Si sufre un descalabro, el caribeño Abril alcanzará la faja, porque sí registró con exactitud las 135 libras.

En diciembre Ríos (29-0-1, 22 KOs) también afrontó idéntica situación en la ceremonia de pesaje y un día después tuvo que ceder la faja que estaba en su poder, aunque propinó KO en el undécimo al inglés John Murray en el Madison Square Garden, de Nueva York.

Había conquistado la corona por nocaut técnico en el décimo asalto frente al venezolano Miguel “Aguacerito” Acosta el 26 de febrero de 2011 en Las Vegas, quien cayó ante Abril el 22 de octubre en Panamá con el título interino en juego.

Días atrás, “Bam Bam” aseguró que había contratado a un nutricionista para evitar nuevos contratiempos con el pesaje, aunque de todas formas esta sería su última pelea en los ligeros porque estaba haciendo grandes esfuerzos para mantenerse en la división.

“Solo quiero reconquistar mi corona y subir de peso”, dijo Ríos. “Si subo de peso siendo campeón, más rápido estaré en una mejor posición para conseguir una oportunidad titular en la nueva categoría.

Si sale victorioso, además de no poder llevarse el cinturón, Ríos, de 25 años, tendrá que pagar una multa que engrosará los fondos de Abril.

Púgil de pocos recursos técnicos, pero con una fortaleza que mina sus rivales, Ríos (29-0-1, 22 KOs) acumula 10 triunfos antes del límite en sus últimos 11 combates y el otro lo ganó por descalificación de Anthony Peterson, quien estaba en amplia desventaja en la pelea.

Abril, de 29 años, tiene foja de 17 victorias, ocho por nocaut, dos reveses y un empate. Acumula cinco triunfos consecutivos, tres de ellos en 2011.

“Se me ha dado la oportunidad de mi vida y no la voy a desaprovechar”, afirmó Abril. “Sé que la mayoría considera a Brandon Ríos como el favorito, y eso está bien conmigo, pero yo he sabido convertir mi carrera desde algo chiquito y casi desconocido a ser retador del mundo número uno. Y Ríos no sabe lo que le viene encima.

Comenta sobre este articulo