El peruano Alberto “Chiquito” Rossel fue a la cama el sábado convertido en campeón interino minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), gracias al triunfo por fallo unánime ante el mexicano José “Torito” Rodríguez en el coliseo Dibos Dammert de la capital peruana.

El triunfo encumbró a Rossel (28-8-0, 13 KOs) como primer monarca mundial peruano del sexo masculino, distinción que entre las féminas obtuvo en la división superpluma su coterránea Kina Malpartida en febrero de 2009.

Pocas horas después Rossel declaró al diario “El Comercio” que el 23 de junio ofrecerá la revancha al “Torito” Rodríguez en una ciudad sin definir, aunque se hacen gestiones para que el pleito sea en Lima.

“Ha sido un sueño, ha sido algo que siempre quise, pero que se dio en un momento muy especial en mi carrera, dijo Rossel, de 34 años. “Me gustaría defender el cinturón aquí, con mi gente, con todo el público”.

Tan significativo fue el título de Rossel que la AMB en su sitio oficial emitió una nota de reconocimiento al peleador peruano.

“La noche del sábado fue histórica para el boxeo peruano, gracias al triunfo de Alberto Rossel”, señaló en el portal en Internet la entidad boxística.

Rossel aseguró que hizo grandes sacrificios para alcanzar el cetro minimosca. “Hace dos meses no hago el amor y desde hace cuatro meses no me tomo un vaso de cerveza”, precisó. “Desde que confirmaron el combate me olvidé de todo”, sostuvo.

Antes del combate contra Rossel, el mexicano “Torito” Rodríguez se alzó con el cinturón interino al derrotar por fallo unánime al tailandés Nethra Sasiprapa el 19 de noviembre de 2011 en Sinaloa.

“El Perú es una tierra de campeones, solo hay que descubrirlos”, recalcó Rossel. “Por eso no hay que esperar a que sean campeones para recién empezar a apoyarlos”.

Comenta sobre este articulo