hopkins pikEste sábado en el Boardwalk Hall de Atlantic City se celebrará un combate más del longevo gladiador oriundo de Filadelfia Bernard “El Verdugo” Hopkins, quien subirá al ring con una edad de 47 años y 61 peleas profesionales disputadas, para exponer el campeonato mundial semipesado versión CMB contra el primer retador obligatorio Chad “Bad” Dawson.

Hopkins ha combatido en dieciséis ocasiones en Atlantic City, la última de ellas en 2008 cuando le quitó lo invicto al entonces campeón indiscutido de los medianos Kelly “El Fantasma” Pavlik.

De hecho esta pelea no es diferente a la de Pavlik, pues la mayoría de los críticos ven a Bernard Hopkins en desventaja, al ser su rival 18 años menor que él, de guardia zurda y de un estilo bastante complicado.

Si hacemos un recuento en la carrera del “Verdugo” nos encontraremos que en reiteradas ocasiones se le ha subestimado y puesto como potencial víctima. Pero contrario a la lógica impuesta por los expertos en fistiana, les ha pasado por encima una y otra vez.

Desde 1995, año en el que conquistó su primera corona mundial ante el ecuatoriano Segundo Mercado, se las ha ingeniado para mantenerse contendiendo en el mejor nivel del boxeo, rompiendo la barrera del la edad y los cambios generacionales.

¿Cuál es la fórmula? Este sujeto está cerca de cumplir medio siglo de vida y sigue golpeando a jóvenes y lo hace sin lugar a dudas. Y si hablamos de alguna de sus derrotas, exceptuando la que tuvo contra Roy Jones en el 93', las mismas han sido muy controversiales.

“¿Alguien alguna vez pensó o piensa que tal vez sólo soy mejor que la generación que está aquí en los últimos cinco o diez años? Tal vez estoy mejor,” explicó en una reciente entrevista telefónica.

Pregunto de nuevo a usted amigo lector ¿Cuál es la fórmula? Estoy seguro que al igual que yo no tiene la respuesta, pero Bernard Hopkins lo explica con bastante claridad:

“Escucha, creo que hay una gran cantidad de peleadores por ahí que son tan talentosos como yo, que podrían ser más talento que yo. Pero hay una cosa que yo tengo y que nunca voy a perder ni siquiera en mi vida personal, es la disciplina para mantener el rumbo,” finalizó.

Crédito Fotos: Jeff Fusco, Getty Images

Comenta sobre este articulo