Tras el aparatoso nocaut sufrido en la Arena Monterrey, en mayo de 2008, a manos del japonés Toshiaki Nishioka, el mexicano Jhonny González hizo un cambio drástico en su equipo de trabajo: despidió a su padre y entrenador de toda la vida Miguel Ángel “Ratón” González y contrató al mánager salón de la fama Ignacio “Nacho” Beristain.

Ese nocaut que le aplicó Nishioka, entonces monarca mundial súper gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), movió las fibras más sensibles dentro de su ser y por varios días pensó en un retiro prematuro del boxeo.

“Me encuentro muy triste, esperé tanto tiempo esta oportunidad de conquistar el título súper gallo del CMB y perdí… y de la peor manera”, comentó algo confuso el pugilista capitalino tras bajarse aquella noche del ring.

Afortunadamente, Jhonny González no se retiró, cambió de entrenador y comenzó a hacer campaña de forma oficial en la categoría de peso pluma.

La mancuerna González-Beristain ha logrado resultados sorprendentes, once nocauts en once peleas, dos campeonatos mundiales conseguidos y tres defensas exitosas de título mundial.

Podrá usted cuestionar la calidad de los retadores a los que venció desde que se adjudicó la corona mundial del CMB, sin embargo el haber destronado a domicilio a un campeón reinante como Hozumi Hasegawa y el ahora estar a punto de medirse al que es considerado el legítimo campeón, el dominicano Elio Rojas, nos habla del compromiso del mexicano con este deporte.

“Estamos muy motivados por este reto en nuestra carrera; sabemos que no es una pelea fácil, el rival será muy complicado, pero nuestra preparación nos da la confianza para subir ese día al ring y dejar claro que somos los campeones del mundo”, comentó González a su llegada a Cancún, Quintana Roo, sede de su pelea del sábado contra Rojas.

No hay razón para evitar estas peleas, pues Jhonny es hoy por hoy de los monarcas con mayor calidad que existen en nuestro país. Y sin temor a ser cuestionado yo lo pondría solo por debajo de Juan Manuel Márquez en un escalafón que contraste a los mejores de México en la actualidad.

“Nacho” Beristain lo ha sabido pulir, le dio la oportunidad de superarse a sí mismo y logró crear un peleador calculador, inteligente, que sabe aprovechar sus ventajas físicas y que dibuja mejor sus potentes golpes.

Elio Rojas es un púgil escurridizo, de esos que se le complican a cualquiera. Pero lo que ocurrirá este sábado en la Arena Grand Oasis de Cancún, Quintana Roo, será otro nocaut en favor de González.

Crédito Foto: Iván León, Promociones del Pueblo

Comenta sobre este articulo