Muchas son los retos que recibe el peso mosca mexicano Hernán “Tyson” Márquez (33-2-0, 25 KOs). Ninguno le atrae. Solo le satisface contender contra el estadounidense de origen hawaiano Brian Viloria (30-3-0, 17 KOs) para unificar los títulos mundiales de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

“El rival que estamos buscando es Viloria en un combate por la unificación de títulos, pero vamos a ver. La situación es que él pelea en mayo y ese enfrentamiento tendría que esperar. Pero, sin duda, es al boxeador que me gustaría enfrentar”, dijo el monarca de la AMB.

En el intercambio Tyson no tuvo reparos, ni modestia, para asegurar que se considera el mejor peso mosca del mundo. De ahí que su intención de rivalizar con Viloria no solo tenga como leiv motiv el cinturón de la OMB de aquel, sino desnudar la opinión de quienes consideran al “Punch Hawaiano” como el mejor en las 112 libras.

“Muchos me catalogan como el clasificado número uno de mi división y yo también me considero así. Por eso, un enfrentamiento contra Brian Viloria nos confirmaría como tal. Es un rival al que admiro mucho, así que venciéndolo, demostraría que soy el número uno del mundo”, apuntó el sonorense de 23 años.

Asimismo adelantó que ya los promotores, de uno y otro, están enfocados en pactar la pelea y que esta podría darse para este mismo mes de septiembre.

Márquez debutó en el profesionalismo en octubre de 2005 y el 14 de julio hará la tercera defensa del cetro que conquistó el 2 de abril de 2011. Aquel día derrotó por nocaut en el round 11 al panameño Luis Concepción (24-3-0, 19 KOs).

El filipino Ardin Diale (18-6-3, 5 KOs) será el retador y el escenario de batalla escogido se encuentra en el Cowboys Stadium de la texana Arlington.

El azteca aclaró que accedió a confrontar con el filipino y no con otros porque varios de esos que ahora le llaman para retarle, en el pasado le negaron la posibilidad de pelear contra ellos.

“Hay varios rivales que ahora me buscan, pero yo no los quiero enfrentar, porque en su momento me negaron la oportunidad de retarlos por su cinturón. Por eso, ahora sólo quiero enfrentar a campeones mundiales, con la mira en una unificación”, remarcó.

Por último añadió que le quita el sueño lograr revalorizar la división mosca, que no goza como otras de tanto respaldo en afición y financiero.

“Desgraciadamente los pesos chicos no ganamos mucho dinero, pero esta división es muy interesante en este momento. Es un reto que tengo en mi mente, convertirme en el mosca mejor pagado de todos los tiempos. Por eso, quiero consolidarme como el mejor en este peso de 112 libras”, concluyó.

Comenta sobre este articulo