Buenos Aires.- El campeón de Diamante y Emérito del CMB, el argentino Sergio “Maravilla” Martínez descalificó aquí el título de peso mediano que ostenta el mexicano Julio César Chávez Jr. y aseguró además que le va a durar poco.

“Chávez es el campeón, pero tiene un título de morondanga” (cosa inútil, sin valor ni calidad, según el glosario de jergas y modismos en Argentina) y no por mucho tiempo, sostuvo Martínez en el programa de la televisión nacional Duro de Matar.

“Maravilla” dijo que todavía no tiene la certeza que Chávez se animará a enfrentarlo el próximo 15 de septiembre en Las Vegas, tal y como se ha venido rumorando, porque nadie le mostró un documento que lo corrobore.

Admitió, sin embargo, que no cree que el monarca de la OMB le tenga miedo, porque ha subido decenas de veces al cuadrilátero a enfrentar a otros rivales, “pero la actitud que tiene es de cobarde”, subrayó antes de preguntar: ¿cuándo se ha visto a un mexicano esquivando el combate?

Interrogado acerca de la posibilidad de verlo pelear en el Luna Park porteño, dijo que quizás falta poco para que se materialice. Tengo que ver qué pasa con Chávez; si él no quiere pelear en septiembre y quedara vacante el título, quizás entonces la pelea se celebre en Argentina, comentó.

El púgil bonaerense, de 37 años de edad, reveló por otra parte que arriba del ring “soy lo más frío y calculador que hay; y sólo escucho la voz de mi entrenador”, mientras al preguntársele sobre el lugar que ocupa entre los mejores boxeadores argentinos de todos los tiempos afirmó que no sabría decir con exactitud, “pero estoy entre los 10 primeros”.

Para cerrar el programa, “Maravilla” Martínez interpretó con maestría un animado monólogo en el que bromeó sobre su niñez; su presunta condición de boxeador más sexy; el “infierno” que resulta conducir un automóvil en Buenos Aires, y la valía del título de campeón de Diamante y Emérito que le concediera la OMB.

Comenta sobre este articulo