mayo pikNo es que la división de peso súper mosca le asiente mejor al filipino Rodel “El Chivo” Mayol, tampoco que haya mejorado desde su última pelea transmitida en México, simplemente enfrentó a un oponente tan limitado técnicamente que se pudo dar el festín de su vida.

Por lo regular Mayol luce mejor contra fajadores y más si son lentos y toscos como Julio Cesar “Pingo” Miranda, por eso se vio una diferencia abismal entre ambos contendientes y la situación nunca cambió durante los diez rounds que duró la refriega.

Mayol se impuso por una amplia decisión unánime y de paso le aplicó tres knock downs al “Pingo” en la primera mitad de la pelea, siendo el 1ero, 2do y 5to asalto los asaltos en los que el mexicano visitó la lona.

El peleador filipino es rápido de manos, pega bien y bastante fuerte con las dos, sobre todo con la izquierda, la cual trabaja en avanzada al acomodarse de guardia derecha para combatir.

No me sorprendió para nada que haya derribado de forma fácil a Miranda, pues un peleador tan falto de defensa y de orden al acomodarse en el ring se presenta vulnerable ante cualquiera que sepa colocar bien sus golpes.

El último tercio de la lucha Mayol bajó su rendimiento, pero supo contener al “Pingo” al llevarlo al “clinch” para trabar el combate y así consumir el tiempo de la pelea sin arriesgar la ventaja que lo mantenía como claro ganador.

Las tarjetas de los jueces fueron 100-87, 99-90 y 97-91, todas a favor del “Chivo” Mayol.

————

Brian Viloria sigue aniquilando mexicanos

La noche de ayer en Manila, Filipinas, el “Hawaiian Puncher” Brian Viloria hizo de las suyas una vez más y cobró venganza de Omar Niño, con quien tenía negocios pendientes desde 2006, noqueándolo técnicamente en nueve rounds y defendiendo por segunda vez su corona mundial mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

omar pik

Los primeros rounds Omar Niño realizó una pelea competitiva, e incluso logró recuperarse de una derecha poderosa que el “Hawaiian Puncher” le conectó en el cuarto round y terminó con mucha valentía intercambiando ráfaga.

A partir del quinto Viloria comenzó a tomar el control de las acciones, luciendo más fuerte y más rápido que el mexicano. Incluso se podía apreciar que cada vez que le conectaba a Niño éste exhibía acuse de recibo.

Cada ronda que transcurría era una copia al carbón de la anterior, hasta que llegó el noveno, en el que un cruzado de derecha seguido de un upper de izquierda de Viloria provocaron que Niño se fuera trastabillante hasta las sogas, en donde quedó vulnerable a sus impactos hasta que su esquina tuvo que intervenir para detener el pleito.

De momento no se encuentra en el panorama un solo mexicano que pueda detener a Brian Viloria en la categoría de peso mosca. Tal vez Hernán “Tyson” Márquez podría hacer la hombrada, pero eso al tiempo.

Comenta sobre este articulo