Si hay algo de lo que se han quejado los últimos rivales del norteamericano Timothy Bradley es del uso ilegal de la cabeza a la hora de estar enfrascado en batalla, ya que el retador al título mundial welter de la OMB que ostenta Manny Pacquiao termina por lastimar o cortar a sus adversarios en casi todas sus peleas, al embestir reiteradamente con el cráneo por delante.

Lo vimos contra Nate Campbell, cuando Bradley le dio un artero cabezazo en el tercer round de su pelea que obligó al primero a abandonar la lucha para luego ser declarado perdedor por nocaut técnico, aunque una vez que se revisó el video la pelea fue declarada “Sin Decisión”.

Lo vimos también contra Devon Alexander, en donde otro topetazo marcó el final de una batalla que aún cuando había dejado mucho que desear por el encaje de estilos no merecía ese desenlace.

Manny Pacquiao y Timothy Bradley chocarán el próximo 9 de junio en Las Vegas, Nevada, y uno de los principales inconvenientes que tiene el actual “Rey Libra por Libra” es de que no solo tendrá que cuidarse de los puños del norteamericano sino también de su cabeza.

“Sí tengo preocupaciones por el estilo de pelea de Bradley. En cualquier momento cuando un zurdo pelea contra un boxeador de estilo ortodoxo seguro van a haber cabezazos, pero con Bradley es más para preocuparse porque tiende a empujar con la cabeza. Espero que tengamos un buen referee que no le permita hacer eso,” expresó Manny Pacquiao.

Esperemos que no ocurra esto que tanto preocupa al astro filipino pues el solo hecho de que su nombre esté en un programa boxístico implica espectáculo y el público no se merece que un cabezazo termine prematuramente con el enfrentamiento.

Comenta sobre este articulo