* Se retiró del ring en 1988

* Ganó oros en Múnich'72, Montreal'76 y Moscú'80

* Una pelea contra Alí había sido “un empate”

teo pik4¡Campeón, Campeón! coreaban una y otra vez los cubanos que con rostros entristecidos se reunieron alrededor del cortejo fúnebre del tricampeón olímpico y mundial aficionado del boxeo.

Teófilo Stevenson había fallecido de un ataque al corazón a los 60 años de edad. Encima del ataúd descansaban un par de guantes de boxeo rojos y muy cerca de su cadáver ramos de flores, incluido uno del ex presidente Fidel Castro.

Stevenson estaba considerado un ídolo del sistema comunista en la isla, un héroe nacional y hasta un símbolo del deporte aficionado como lo describió su guía y entrenador de todos los tiempos Alcides Sagarra.

teo pik3

Un mar de pueblo lo despidió en la Necrópolis de Colón de La Habana. Llegaron cubanos de todas las partes del país y hasta desde la ciudad de Puerto Padre, en Las Tunas, donde el tricampeón mundial (La Habana'74, Belgrado'78 y Reno'86) nació el 29 de marzo de 1952.

Medía 1,97 metros, era un caballero del ring y tenía una potente pegada que hizo temblar a más de un peso completo en el pugilismo de los Juegos Olímpicos y Campeonatos Mundiales.

En sus 20 años de carrera boxística ganó 301 combates de las 321 peleas que celebró. Su arte en el ring, con buen movimiento a pesar de ser un peso completo lo hicieron merecedor del Trofeo “Fair Play” (Juego Limpio).

MAR DE PUEBLO

Poco antes de que su cadáver entrara al cementerio ya un mar de pueblo se había agolpado para despedirle en cada calle, en cada rincón de la barriada del Vedado. Adiós campeón.

“Vine desde el barrio de Alamar (en las afueras de La Habana) para rendirle tributo. Siempre lo admiré. Sentía algo especial en Stevenson como persona y como deportista”, dijo con lágrimas en los ojos Yordanía Piedra, de 30 años.

teo pik2

Stevenson, Félix Savón y el húngaro Lazlo Papp son los únicos boxeadores aficionados que se consagraron con tres coronas sucesivas en la historia de los Juegos Olímpicos.

La policía motorizada abría paso a la caravana de autos fúnebres. Y su esposa Fraymaris Arias se sujetaba a pie de uno de los autos muy cerca del cadáver de su esposo.

“Quiero seguir viéndolo como el gran campeón; Stevenson jaranero (bromista), con su sencillez y modestia”, dijo Arias cerca de su hijo David, de 17 años. El ex boxeador cubano deja también una hija de 27 años.

ENSEÑÉ A BAILAR A STEVENSON

El dos veces medallista olímpico cubano Rolando Garbey dijo a este reporteo que él enseño a bailar a Stevenson en el ring en la Finca (Centro de Entrenamiento del Wajay, en las afueras de la capital cubana).

Garbey conquistó bronce en Montreal'76 y plata en los Juegos Olímpicos de México'68 en los 71 kilos. Y fue compañero de Teófilo por varios años en la escuadra nacional.

“El boxeo es una danza y Stevenson tenía que dominarla”, dijo el tricampeón panamericano en los Juegos de Winnipeg'67, Cali'71 y México'75.

“Con la pegada que tenía 'Teo' y la técnica era muy difícil que un peso completo en el mundo pudiera ganarle, con apoyo de la danza, de la salsa de hoy en día”, destacó.

ALI VS STEVENSON

teo pik1

Poco después de su corona olímpica en 1976 se comenzó a comentar sobre un combate entre Muhammad Alí y el cubano Stevenson.

Se habló de peleas a cinco asaltos a tres minutos cada uno y se iniciaron los preparativos, según confirmaron expertos en La Habana.

El promotor del boxeo profesional Don King dijo en algún momento: “sería fenomenal como profesional” en alusión al cubano Stevenson y el manager de Alí, Angelo Dundee agregó: “todo el mundo quería a Teófilo. Nunca estuve tras de él, pues tenía al campeón. Tenía a Alí”.

La “pelea del siglo”, como se le dio en llamar al mencionado duelo entre Alí y Stevenson nunca llegó a consumarse y solamente quedó en sueños por causas hasta hoy no aclaradas.

Una pelea contra Alí habría sido un empate, coincidieron ambos ex boxeadores en una de las veces que el afronorteamericano ha visitado La Habana.

Pero a diferencia de muchos boxeadores cubanos que cuando llegan a la gloria olímpica deciden desertar para probar suerte en el profesionalismo, Stevenson, en cambio, apostó por permanecer en Cuba.teo pik5

“No cambiaría un pedazo de la tierra de Cuba por todo el dinero que podrían darme”, dijo el popular boxeador poco después de ganar el oro en Múnich 1972 al rechazar millonarias ofertas para saltar al pugilismo rentado.

Comenta sobre este articulo