Días después de la emocionante pelea entre Manny Pacquiao y Timothy Bradley, donde éste último ganó ante el criterio dividido de los jueces y la amargura e insatisfacción de la crítica y muchos seguidores, la Organización Mundial de Boxeo revisó el combate y los cinco jueces escogidos dieron ganador al Pacman filipino.

Si bien es cierto que fue Pacquiao quien dio más golpes, Bradley obtuvo el que él llama el logro más importante de su carrera: enfrentarse a Manny Pacquiao y conquistar la victoria materializada en el título Welter de la OMB, en una sola noche.

Al finalizar esta pelea, dos jueces fallaron 115-113, favoreciendo a Bradley, mientras que el tercer juez dio ganador al filipino por 115-113 y fue esta diferencia en los resultados la que situó a los jueces, a la OMB y a los mismos boxeadores en una situación controversial.

Francisco Valcárcel, presidente de la Organización Mundial de Boxeo, decidió entonces invitar a cinco reconocidos jueces a visar el combate con el objetivo de aclarar cualquier confusión y limpiar la reputación de la organización.

Tras revisar en video el combate por el título welter de la OMB,todos- entiéndase “todos”- coincidieron en darle una amplia victoria a Pacquiao: 118-110, 117-111, 117-111, 116-112 y 115-113. A continuación, Valcárcel indicó que la OMB no tenía autoridad para cambiar el veredicto del combate, pero que ordenaría la revancha de la pelea.

“No podemos cambiar el resultado, pero revisamos la pelea por dos razones. Si quieren hacer un nuevo combate, lo aprobaremos, y si no quieren, ordenaremos hacer una. El ganador sigue siendo Bradley”, explicó el alto dirigente de la OMB.

“Espero que con este fallo la fe del público del boxeo sea restaurada”, señaló Pacquiao desde su casa en el sur de Filipinas.

“Pronto sabremos con quién voy a pelear en el próximo combate”, respondió el filipino cuando le preguntaron si habrá una revancha con Bradley.

Por otro lado, el promotor del combate, Bob Arum, dueño de Top Rank, quién además lleva los intereses de ambos púgiles, calificó la decisión “como una vergüenza para el deporte del boxeo”.

Arum también ha pedido al fiscal general del estado de Nevada que investigue todo lo relacionado con la pelea, por si podían encontrar elementos que demuestren que hubo algo fuera de la ley.

Comenta sobre este articulo