Danny García conectó a la mandíbula de los pronósticos para consagrarse campeón unificado de las 140 libras.

Estoy de pie e inundado de admiración, buscando todavía explicaciones de lo sucedido en el ring instalado en el centro de evento del hotel Mandalay Bay de las Vegas, Nevada, el estadounidense Danny Swift García derrotó al británico Amir Khan por nocaut técnico en el cuarto round para consagrarse campeón unificado de las 140 libras.

La batalla fue interesante desde que sonó la campana, fue ahí donde Amir Khan estaba sacando provecho de su longitud y velocidad de manos, no existió el famoso round de estudio y Khan salió a imponer su estilo para ganar el primer asalto. Pensé que la estrategia era correcta y que Amir debía mantenerla y aunque en su boxeo habían muchos descuidos defensivos en el segundo round, el británico logró imponerse pese a recibir un golpe bajo de García.

El detonante llegó en el tercer round justo cuando todo transcurría con mucha normalidad con Khan arriba en las tarjetas hasta que ya casi por terminar el asalto “Swift” conectó al inglés con un gancho de izquierda en la parte baja de la oreja derecha para así mandarlo a la lona. Fue una caída estrepitosa y mientras nos levantábamos de nuestras butacas Amir se recuperaba para sobrevivir en medio del tiroteo comandado por el nativo de Filadelfia. Khan sobrevivió y con mucha valentía salió al cuarto capitulo.

El medallista olímpico salió moribundo a la cuarta vuelta en donde se encontró con los bombazos de García quien hizo lo correcto: salir a rematar y aunque por momentos bajaba la dosis el campeón súper ligero del CMB volvió a conectar al rostro de su oponente hasta hacerlo tocar la lona con ambos guantes lo que Kenny Bayless determinó correctamente como un knockdown, luego todo era cuestión de tiempo hasta que Khan volvió a visitar la lona y el referee Bayless dijo no más castigo, lo cual me pareció acertado.

KHAN PAGO …Y CARO

Amir Khan bajo su intensidad de ataque en el tercer round y sus manos se estaban quedando abajo ante un peleador como “Swift” que estaba buscando cazarlo, incluso cuando sale al cuarto buscando sobrevivir se olvida que tiene que defenderse hasta el punto del volver a exponerse. La factura fue de un alto precio sin quitarle el merito a García quien demostró tener un instinto matador.

REGALO DE LUJO PARA LOS ADICTOS AL BOXEO

Los seguidores del boxeo fueron realmente privilegiados con una corta pero titánica batalla en donde se impuso nuevamente el cloroformo y sobretodo la determinación de dos peleadores que pusieron toda la carne en el asador.

Estoy todavía de pie impresionado y admirando al que hora es el campeón unificado (CMB-AMB) de las 140 libras, Danny Swift García.