tyson pikEl día de ayer el apoderado del campeón mundial mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) Hernán “Tyson” Márquez, el publicista Rafael Soto, subió en su página de Facebook una foto del primer encuentro entre el pugilista y su nuevo entrenador Robert “Grandpa” García, quien tiene su base de operaciones en Oxnard, California.

Márquez está programado en un combate de unificación el 29 de septiembre en el Home Depot Center de Carson, California, ante el “Hawaiian Punch” Brian Viloria, quien actualmente ostenta la correa mundial mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Viloria fue entrenado durante un tiempo por el mismo Robert García, aunque su relación pasó de la luz a la sombra en un periodo de tiempo muy corto.

En abril de 2009 García lo llevó a arrebatarle el campeonato mundial minimosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) a Ulises “Archie” Solís y a perderlo nueve meses más tarde ante el colombiano Carlos Tamara.

La derrota ante Tamara fue desastrosa, pues habiendo dominado estrechamente un ríspido combate no pudo conservar su ventaja y sufrió un dramático nocaut en el último asalto; además de que una vez que se bajó del ring se desvaneció producto de los golpes recibidos y tuvo que ser hospitalizado de urgencia.

Actualmente Viloria trabaja en el Maywood Boxing Club de Maywood, California, bajo la supervisión del experimentado entrenador Rubén Gómez y de Mario “Yuca” Morales, quien funge como su preparador físico.

Márquez por su parte ha pasado por muchas manos durante su carrera. Su formación se la debe a Alfredo Caballero, pero en su etapa de despunte trabajó con gente como Manuel “Cochul” Montiel, Rudy Pérez, Santos Moreno y Tiburcio García.

Un factor que pudo ser determinante para que Rafael Soto optara por llevarlo a entrenar a Oxnard con Robert García es la relación laboral que éste tuvo con Viloria, pero hay uno no menos importante que se nos escapa y es que para poder internacionalizar a un boxeador tienes que ponerle en su esquina al alguien que goce de fama o trascendencia.

Robert García está a cargo de los entrenamientos de peces gordos como el “Flash Filipino” Nonito Donaire, lo ex campeones mundiales Brandon “Bam Bam” Ríos, Kelly Pavlik y Marcos “El Chino” Maidana y del clasificado mundial Miguel Ángel “Mickey” García.

Trabajar en un gimnasio en el que estarán peleadores de ese calibre pone automáticamente los reflectores encima de ti. Algo necesario si se pretende internacionalizar a un boxeador.

Particularmente no me parece impresionante el trabajo de Robert García, él no ha formado a un solo peleador que me venga a la mente. Nonito Donaire fue entrenado desde niño por su padre y posteriormente por Jonathan Peñalosa, quien aún sigue dentro de su equipo de trabajo. ¿Dónde está la mano de Robert García?

“Mickey” García tiene la escuela de su padre Eduardo García, también Steven Luevano y Víctor Ortiz, así que repito ¿Dónde está la mano de Robert García en todo esto?

Tal vez Brandon Ríos sea el único del que podría tener crédito, pero nadie me podrá negar que técnicamente deja mucho que desear.

En fin, cada quien juega sus cartas de la forma que cree más conveniente y si Robert García es necesario para lograr ese empuje que colocaría a Márquez en las grandes ligas pues bienvenido sea. Solo me gustaría que este cambio tan brusco no afecte en su rendimiento y llegue su mejor versión a la justa con Brian Viloria.

Comenta sobre este articulo