televisa pikPor un tiempo los promotores de boxeo que trabajaban con Televisa pusieron de moda la idea de que las peleas entre mexicanos y extranjeros es lo que al televidente le llama la atención, como si enfrentar a tus protegidos con púgiles de otra nación hiciera exitoso tu evento.

Y no importaba la calidad del peleador foráneo, el solo hecho ver al mexicano superando al invasor resultaba tentador.

Los grandes presupuestos que se manejan en las carteleras que son televisadas por esa cadena lo permiten y gracias a ello la idea comenzó a venderse en serie. Semana a semana se podía ver desfilar pugilistas de otros países subirse a cuadriláteros de las diferentes plazas de la república solo para ser masacrados.

Esta modalidad tenía un trasfondo perverso que era el de protegerse a sí mismos haciéndoles más fácil la existencia a los boxeadores que les están dando de comer y así tener más oportunidades de conseguir fechas de televisión.

Si tienes la posibilidad de evitar retos que puedan causarle una derrota a tu boxeador sin duda lo harás. Eso es válido e incluso es una regla no escrita en el boxeo, pero aquí se trataba de no darle armas a quien compite contigo por esas fechas de televisión y como consecuencia se comenzó a evitar contratar a peleadores de otras promotoras y a traer del extranjero cualquier cosa que se moviera y se le pudiera poner guantes.

Entonces vino lo que se llama “La nueva era del Boxeo” en Televisa, la cual tiene como objetivo obligar a los promotores a trabajar en conjunto y a armar las mejores combinaciones posibles para mantenerse dentro del presupuesto.

Llegaron las guerras entre promotoras y hemos podido presenciar grandes combates como los que sostuvo Juan José “Goofy” Montes (HG Boxing) con Oscar “Ceviche” Ibarra y Víctor “Nene” Zaleta (Promociones del Pueblo), Edgar Sosa (Producciones Deportivas) con Wilbert “Huracán” Uicab (Pepe Gómez), Miguel “Mickey” Román (Promociones del Pueblo) con Dante “Crazy” Jardón (Producciones Deportivas) y la más reciente batalla entre Daniel “Tremendo” Estrada (Canelo Promotions) y Adrián Verdugo (Kochul Montiel Producciones).

Si bien aún se sigue palomeando estratégicamente a boxeadores, se pueden ver con mayor regularidad peleas niveladas sin necesidad de recurrir a materia prima de otros lugares del hemisferio.

“La nueva era del Boxeo” tiene muchos defectos, pero al menos le ha dado a Televisa la posibilidad de recuperar el control de espacios que en su momento estuvieron secuestrados por algunos promotores.