chavez pikset17Julio César Chávez Jr. (46-1-1, 32 KOs) ya no es campeón mundial mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). El argentino Sergio “Maravilla” Martínez (50-2-2, 28 KOs) le arrebató corona e invicto en el Thomas & Mack Center de la ciudad del Pecado, Las Vegas, pero sobre todo, le dio una verdadera clase magistral de cómo interpretar el añejo arte de Fistiana.

Dicen que la última imagen es la que perdura y el Hijo de la Leyenda (Julio César Chávez Sr.) salvó las castañas in extremis. La golpiza que recibió durante 35 minutos amenazaba con destruirle su reputación, pero en el último minuto del combate logró poner al borde del nocaut al argentino que, literalmente, se salvó por el sonido de la campana.

Ya con la sangre fría, y sabedor de que se ganó el repesto del público y del adversario, el sinaloense conversó con los medios sobre ese pleito, sin dudas el más importante en su carrera como boxeador profesional.

“Fue una mala noche, no me sentía bien, no me solté, me amarré, (Martínez) me ganó en mi peor noche”, dijo. “Le doy el mérito, él hizo una buena pelea, me ganó bien, no tiré golpes. Cada que le pegaba, lo lastimaba, pero yo no tiraba”.

Comprendió, tras analizar cada detalle, que se había calentado muy tarde y por esa razón había perdido muchos rounds. “Martínez no es nada especial, se mueve bien, no me lastimó jamás. Mete las manos bien. Con un solo round que tiré golpes lo lastimé, estuve a punto de noquearlo. Pegan más duro Lee y Rubio, pero Martínez es mejor boxeador”.

De concretarse la revancha no tuvo dudas en asegurar que las cosas serían distintas. “Esta derrota la necesitaba, ahora tengo más hambre. Quiero la revancha directa, la merezco. Hacer una pelea antes con otro adversario no me motivaría. Este año peleé tres veces y cada vez he tenido que bajar 13 ó 15 kilos, y el cuerpo cobra factura, debo hacer solamente dos peleas por año. Me faltó fuerza, no tenía la fortaleza”.

Sobre sus planes futuros el joven de 26 años explicó que lo inmediato es descansar para comenzar con más ganas; “este combate me abrió el apetito, me despertó el hambre (como boxeador). Lo respeto, me ganó bien (…)”.

Chávez Jr. no quiso justificarse pero comentó que hubo factores que le afectaron previo al combate. En primer lugar, una ampolla en la planta del pie derecho que apenas se le curó la semana pasada.

También dijo que tuvo diferencias con su padre y su entrenador Freddie Roach por el sistema de entrenamiento. “Ese fue uno de los grandes problemas que tuve, quieren que entrene como ellos cuando eran boxeadores, quieren poner sus reglas. No entienden que yo tengo mi forma de entrenar, por eso estuve muy presionado, porque quería quedar bien con ellos, pero debo quedar bien conmigo mismo. Yo sé que quieren lo mejor para mí, pero me conozco más que nadie. Contra 'Maravilla', no tenía fuerza en el pie; subir torpe contra un peleador como él, es lo peor que te puede pasar”.

Comenta sobre este articulo

taito sanchez Dijo:

Si respeta el boxeo y su fanaticada antes de pensar en una revancha la cual entiendo que no se merece,debe pensar en lo que el quiere para su futuro en el boxeo porque para ser un campeon hay que esforcarse y segun las declaraciones de su padre es un vago que no quiere sacrificarse entrenando como lo hacen todos los campeones.

assotsjoums Dijo:

If I had known that before I would have done it differently.

______________________
[url=http://www.seedganja.com]Discount Medical Cannabis Seeds