sulaiman pikset192012Cambiar de piel es una de las grandes virtudes del mexicano José Sulaimán. Siempre está preparado de antemano para mutar según lo requieran las circunstancias. Esa percepción es la única conclusión lógica… y respetuosa, tras escuchar sus últimas declaraciones en las cuales reconoce la excelencia boxística de Sergio “Maravilla” Martínez (50-2-2, 28 KOs), monarca mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Y es que sin sonrojos y con total ecuanimidad, el titular del CMB dijo, en un intercambio con los medios de la nación azteca, que “me quito el sombrero. Es (Sergio) un gran campeón mundial”.

Para quién desconozca los entretelones de esta historia pudiera parecer natural la postura del empresario, cuya responsabilidad fundamental es representar a la institución internacional que dirige. Pero les aseguro que están alejados de la realidad.

Imagino que la procesión iba por dentro. No debe ser sencillo lanzar semejante elogio al hombre que lo emplazó varias veces en público y el sábado pasado, víspera del día de la Independencia de México, le aguó la fiesta al propinarle inhumana paliza a su “ahijado” del alma: Julio César Chávez Jr. (46-1-1, 32 KOs), a quien le arrebató el título que padrino, dadivosamente, le había regalado.

Causa asombro como Sulaimán añadió a los medios que “disfrutó” de la excelencia deportiva que Martínez demostró durante la pelea con Chávez Jr. en Las Vegas (EE.UU.) y en consonancia debe ser reconocido como un gran campeón mundial.

¡Cuánta diplomacia! Ni un lord inglés.

Tampoco desaprovechó la oportunidad para piropear a su maltrecho y desfigurado protegido (un colega con enorme sentido del humor comentaba que Maravilla le tatuó su puño en la cara a Chávez). “Tiene mucho por delante y seguramente volverá a ser campeón en el futuro”.

¿Acaso Sulaimán estará tramando algo para que Chávez Jr, vuelva a ser campeón? Ya lo hizo una vez, no me extrañaría que volviera a hacerlo.

Por último agregó que Chávez Jr estuvo once asaltos sin tirar golpes y “al ring se sube a tirar golpes”. Y sobre la ya mencionada revancha que Maravilla le dará al sinaloense, explicó que dependerá de que esta sea aprobada por el ejecutivo del CMB.

No hay dudas que el mandamás del CMB tiene un doctorado en esto de la ecdisis, “capacidad genética”, “virtud”, “estudio”, “habilidad” (o como usted quiera llamarle) que le ha permitido permanecer inamovible en su puesto durante 35 años.

Comenta sobre este articulo