alchavez pikset192012¿Positivo a marihuana? Otra vez Julio César Chávez intenta burlarse de los reglamentos deportivos utilizando una sustancia ilícita. La noticia de que dio positivo a “cannabis” tras el combate en el que perdió frente al argentino Sergio “Maravilla” Martínez la faja mediana del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) el sábado 15 de septiembre en Las Vegas, no es algo casual o que surge de la nada.

La conducta desleal y antideportiva de Chávez Jr. es reiterativa que ya en otra ocasión utilizó la furosemida, en busca de rendimiento y por supuesto de la victoria.

En aquella ocasión Chávez Jr. derrotó a Troy Rowland en el MGM Grand también en la ciudad del juego y el pecado en noviembre de 2009, pero posteriormente le retiraron el triunfo por dar positivo a ese diurético. En adición, fue suspendido seis meses por la Comisión Atlética de Nevada y multado con 10.000 dólares.

Más reciente, en enero de este año, Chávez Jr. fue detenido por conducir en estado de ebriedad en Los Ángeles y al mostrar sus documentos, la policía confirmó que su licencia estaba vencida. Por ambos delitos cumplió tres años de libertad condicional y 30 sesiones bajo el programa “Alcohólicos anónimos”.

Pocos días después, el 4 de febrero, El Junior derrotó por fallo unánime a su compatriota Marco Antonio “Veneno” Rubio en el Alamodome, de San Antonio, Texas, Rubio y su equipo acusaron a la Comsión de Texas por no efectuar los exámenes antidoping, al considerar que Chávez Jr. se comportó de forma extraña durante todo el pleito.

El 16 de junio el Hijo de la Leyenda derrotó por nocaut en el séptimo round a Andy Lee en el Sun Bowl, de El Paso, Texas y tampoco en esa ocasión se efectuaron los reglamentarios controles antidopaje, en una acción nuevamente apañadora a un boxeador con antecedentes dudosos.

Ahora Lee Samuels, portavoz de la promotora Top Rank, que organizó el cartel en el Thomas and Mack Center el pasado sábado, señaló en un comunicado que Chávez Jr. dio positivo a marihuana y tendrá que rendir explicaciones a la Comisión Atlética de Nevada.

Pero Keith Kizer, ejecutivo de la Comisión, había declinado identificar por su nombre al culpable, aunque dijo que se trataba de uno de los 32 boxeadores que compitieron en las dos carteleras del sábado en Las Vegas.

José Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ha reiterado que Chávez Jr. es “su ahijado”. De ahí que la organización se ha hecho de la “vista gorda” con actitudes condenables del Junior durante los últimos años.

El Junior demostró nuevamente que como el perro huevero no le importa que le quemen el hocico porque está amparado por Sulaimán. Y eso en términos prácticos significa volver al ring sin importar el tipo de delito. Veremos ahora que subterfugio utilizan para sacarlo de este nuevo atolladero.

Comenta sobre este articulo