donaire pikoct32012Aunque el filipino Nonito Donaire exhibe coronas en cuatro divisiones diferentes, ha evadido con argumentos poco convincentes, el enfrentamiento ante otros dos campeones: el cubano Guillermo “El Chacal” Rigondeaux y el mexicano Abner Mares.

Considerado uno de los mejores peleadores del mundo libra por libra, Donaire (29-1-0, 18 KOs) se las verá ante el japonés Toshiaki Nishioka (39-4-3, 24 KOs) el 13 de octubre en el Home Depot Center, de Carson, California, donde estarán en disputa las fajas superpluma de la Federación Internacional (FIB) y Organización Mundial (OMB).

Haciendo caso omiso de los reclamos de Rigondeaux y Mares para enfrentar a Donaire, el presidente de Top Rank, Todd DuBoef exacerbó más los ánimos al realizar injustificados elogios sobre la pelea entre el “Flash Filipino” y el nipón Nishioka.

“La historia demuestra que hay solamente una manera de dar el salto al estrellato y eso es aceptando los desafíos y riesgos como los que se comprometieron Donaire y Nishioka”, dijo DuBoef. “Son jóvenes, ambiciosos y tienen hambre de triunfo”.

Con sus comentarios DuBoef se hace el de la vista gorda ante la insistencia de Rigondeaux y Mares por vérselas con su representado.

Y no se trata de ignorar la calidad boxística de Donaire, quien ganó el título pluma ante Wilfredo Vázquez Jr el 4 de febrero en San Antonio, Texas y después ganó por puntos al surafricano Jeffrey Mathebula.

Entre sus excusas contradictorias para evitar el enfrentamiento, Donaire ha señalado en ocasiones que el “Chacal” posee “un estilo aburrido”, que no disfrutan los fanáticos. Pero en otra ocasión expresó que “amo su estilo, soy un boxeador y si trata de pelear conmigo, estoy listo para combatir”.

Oriundo de la oriental provincia de Santiago de Cuba, Rigondeaux se mantiene invicto como profesional con 11 triunfos, ocho por la vía del sueño. En su más reciente victoria se impuso a los puntos al estadounidense Robert Marroquín el 15 de septiembre, en el Thomas and Mack Center, de Las Vegas.

Rigondeaux, de 32 años, posee la corona universal supergallo de la de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que ha defendido tres ocasiones. Conquistó la faja interina con un imponente nocaut en el primer round ante Willie Casey el 19 de marzo de 2011 en Dublín, Irlanda.

“Donaire huye despavorido ante cualquier súper gallo con potencia”, dijo Rigondeaux. “Él no ha noqueado a nadie en las 122 libras. Pero algo es seguro: él será noqueado si tiene el coraje para enfrentarme”.

Rigondeaux ganó la faja al propinarle KO a Rico Ramos en el sexto asalto en enero pasado y después anestesió en el quinto episodio a Teon Kennedy en su primera defensa del título el 9 de junio en el MGM Grand de Las Vegas.

“Este falso Donaire stá decepcionando a los fanáticos de todo el mundo, especialmente a los filipinos, al correr asustado ante cualquier peleador en las 122 libras”, afirmó Rigondeaux. “Está asustado de subir a las 126 libras para enfrentarme. Pero el problema que él enfrenta es que yo también subiré al peso pluma después de haber barrido con toda la división de peso gallo. ¿Qué va a hacer entonces, subir al peso súper pluma?”.

Mares, de 26 años, expondrá el 10 de noviembre la corona supergallo del Consejo Mundial (CMB) frente al zurdo panameño Anselmo “Chemito” Moreno, en el Staples Center, de Las Vegas. En abril pasado Mares se impuso por fallo al puertorriqueño Eric Morel en El Paso, Texas.

“Ahora mismo estoy concentrado en Moreno, pero mi opinión es que el ganador de mi combate y el de Donaire deben enfrentarse”, insistió Mares (24-0-1, 13 KOs). Esa es la pelea que todos desean ver y espero se concrete tras el triunfo ante Moreno”.