bambam pikoct162012La noticia de que el ex campeón mundial Brandon “Bam Bam” Ríos se pone en la línea para enfrentar al ganador del combate del 8 de diciembre entre Manny Pacquiao y Juan Manuel Márquez se ha esparcido de manera notable a través de medios informativos y redes sociales.

Bob Arum coqueteaba con esa posibilidad durante la promoción del Ríos-Alvarado, ya que es necesario fabricar un nuevo oponente para el filipino Manny Pacquiao ante carencia de peleadores poco atractivos en su establo.

También sugirió en algún momento a Ríos como adversario de Juan Manuel Márquez e incluso en el mes de abril del presente año hizo coincidir las peleas de ambos durante la misma transmisión de Pague-Por-Ver (PPV), pero la simple concepción de ese encuentro le desagradó al mayor de los hermanos Márquez.

Y siendo completamente objetivos esa pelea es totalmente innecesaria, porque ante carencias defensivas tan marcadas subiría al ring en calidad de “Puching Bag”.

Eso lo sabe Bob Arum pero su voracidad no tiene límites y ya ha comenzado una campaña para limpiar el nombre de Brandon Ríos y elevarlo a latitudes desconocidas.

La prensa maiceada es parte fundamental de esta campaña y solo como ejemplos de las ridiculeces que se esta gente se atreve a publicar nos encontramos con que por arte de magia el Ríos-Alvarado se ha convertido en el mejor combate en la historia del boxeo y que por los estilos de Pacquiao y Ríos el PPV se vendería por sí solo.

¿Acaso a los aficionados ya se les olvidó lo que Richard Abril le hizo a Brandon Ríos? ¿O se les borró de la cabeza que Pacquiao dejó lesionado de por vida a Antonio Margarito?

Ni siquiera contra Márquez que es un poco más pasivo tendría oportunidad.

Creo que es hora de que Bob Arum empiece a entender que es necesario compartir el pastel porque los peleadores que la gente pide para enfrentar tanto a Manny Pacquiao como a Juan Manuel Márquez no pelean precisamente bajo la bandera de Top Rank.

Comenta sobre este articulo