garciamorales10182012Hay una frase que se repite y se repite en muchos deportes y la misma se adecúa al boxeo de la siguiente forma: “eres tan bueno como tu última pelea”. Y es lamentable pero eso es una gran realidad.

En abril de 2011 en Las Vegas, Nevada, cuando Erik Morales brindó esa extraordinaria actuación contra Marcos “El Chino” Maidana, el público volvió a creer en él. La gran mayoría lo ponía como desvalido a pesar de que el estilo de su opositor se prestaba para que “El Terrible” se luciera.

Este redactor le dio el voto de confianza a Morales apelando a su calidad y a las falencias defensivas del púgil argentino, pero hubo quien criticó dicha postura argumentando que sufría amnesia por no recordar las derrotas anteriores de Morales.

En marzo de 2012 en Houston, Texas, tras ser vencido por Danny “Swift” García, la misma gente a la que sorprendió tras la polémica derrota ante Maidana y que lo vitoreó y lo puso como favorito sobre el nativo de Filadelfia, sugirió su inmediato retiro.

Es ahí donde recae el dicho de “Eres tan bueno como tu última pelea”.

Si bien no ganó esa pelea, Morales no lució para nada mal. Y el momento clave, que fue en el último tercio cuando optó por salir a buscar el nocaut, fue consecuencia de que en las tarjetas de los jueces estaba perdiendo casi la totalidad de los rounds.

Ello le obligó a tomar el riesgo de buscar el nocaut al ser advertido en el minuto de descanso anterior al round diez por su padre y entrenador José “Olivaritos” Morales, sobre el atraco que se estaba fraguando.

“Todos los rounds se los están dando a él, nada más un roundsito (sic) te dio un juez, todos los rounds los tienes perdidos. Si termina este hijo de la Ch#% @ de pie los jueces aunque estés ganando la pelea te la van a quitar en las tarjetas. Adelántatele a los jueces, el público está viendo que le estás pegando más sin embargo los pin#% @ jueces están opinando lo contrario,” le dijo “Olivaritos” Morales.

El boxeador que arriesga en ir al frente siempre da ventajas pues se descuida en su guardia.

Así fue como Morales cayó a la lona en el onceavo asalto tras recibir un uppercut de izquierda de García y la ventaja real que llevaba en la pelea comenzó a venirse abajo.

La regla de puntuación parcial y abierta posterior al cuarto y octavo round que aplicó el Consejo Mundial de Boxeo con la aprobación de la Comisión Atlética del Estado de Texas, permitieron a Morales darse cuenta de que solo noqueando podía ganar.

Al finalizar la lucha los tres jueces entregaron puntuaciones de 117-110, 116-112 y 118-109, todas en favor del “Swift” García.

Este sábado, en el pleito de revancha no solo está en juego el fajín mundial súper ligero del CMB que Morales perdió contra García, sino también el de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Eso hace que valga la pena intentar dañar de gravedad a su rival desde el primer campanazo para no dejar el trabajo a los jueces de decidir un ganador.

“Les aseguro que va a ser una gran noche explosiva. Lo que sucedió en marzo en la primera pelea, como haya estado fue una pelea muy pareja. En esta no habrá comparación, me van a ver en una forma impresionante, lo puedo asegurar,” manifestó Erik Morales durante la conferencia de prensa final en Nueva York.

“El Terrible” Morales podrá ser una persona engreída, que desdeña a sus adversarios y que pone mil pretextos ante los malos resultados. Pero una vez que se sube al ring lo hace para respaldar todo ese alarde y se muere en la raya antes que poner fin a sus pretensiones.

Los bonos de Danny García subieron como la espuma luego del nocaut sobre Amir Khan, pero Morales es otra cosa y eso parece que a todos se les olvidó, menos al Team García.

Sus desventajas en esta pelea serán muchas, desde la diferencia de velocidad que existe entre ambos hasta la fragilidad en la piel del norteamericano.

Sus mejores golpes los tira en forma de bolado y esos son tan abiertos que permitirá a Morales castigarlo con combinaciones cortas que vendrán por dentro.

Al final de la lucha “El Terrible” vencerá a Danny García por nocaut, y como consecuencia vendrán los grandes desplegados en los titulares de la prensa deportiva. Habrá resurgido el hijo pródigo de Tijuana, México.

Entonces Erik Morales, aunque esté cerca del retiro, volverá a la cima del pugilismo mundial pues “será tan bueno como su última pelea”.

Crédito Foto: Tom Casino, Showtime

[cid:3097C269-685C-4004-89BA-410CA3E0B4B2]

[cid:9CA497ED-F582-4D87-AC8B-8F11868AD50A]

Comenta sobre este articulo