perro pikoct262012Aparentemente nada novedoso tiene la siguiente noticia. El 10 de noviembre de 2012 pelea el mexicano Alfredo “El Perro” Angulo en un cartel patrocinado por Golden Boy Promotions que tendrá como principal atracción el duelo entre el campeón del mundo Super Gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Abner Mares, y Anselmo Moreno.

Pero esta información resume la Odisea de un hombre, “El Perro” Angulo, quien regresará al cuadrilátero en combate de la categoría Ligero-Mediana, ante Raúl Casarez (19-2-0, 9 KO's) en el Staples Center, de Los Angeles, California, tras perder ocho meses de su carrera profesional en el Centro de Detención de California, destinado para quienes afrontan irregularidades migratorias.

Tras la derrota ante James Kirkland en noviembre de 2011, Alfredo “El Perro” Angulo (20-2-0, 17 KO's) desapareció del boxeo internacional, porque necesitaba arreglar su situación migratoria, pues su visado transitorio había expirado y todas sus gestiones para legalizar su permanencia en Estados Unidos fueron frustradas por tecnicismos burocráticos, según explicó el pugilista mexicano.

Por esa razón, decidió entregarse el 18 de enero de 2012 a las autoridades y le fue fijada una fecha para una audiencia en el primer trimestre del año.

Pero, sin previo aviso, la citación le fue cambiada para el mes de junio de 2012, y en correspondencia con los trámites establecidos, “El Perro” Angulo permaneció ocho largos meses en una cárcel en la cual sufrió los rigores del sistema penal estadounidense.

Angulo, cuyos problemas migratorios se habían agudizado al expirar su visado, decidió entregarse a las autoridades de Estados Unidos por consejo de sus abogados:

“La vida de un boxeador es muy corta. En un principio no iba a decir nada, pero después de ver las condiciones en las que se vive en estos lugares (centros penitenciarios) decidí alzar la voz. Aquí aunque (quienes se supone deben ayudarte) tengan un apellido latino no te ayudan”, dijo el boxeador que en algún momento llegó a ser número dos en las listas del CMB y ahora ocupa la posición 21 internacional.

El CMB desconocía la situación legal de Angulo y lo consideraba retirado del boxeo profesional, por lo que sus clasificaciones fueron descendiendo paulatinamente.

Óscar de la Hoya, presidente de Golden Boy Promotions, se interesó personalmente por las circunstancias de su caso e influyó para que el pugilista ganara su juicio de Inmigración.

Angulo, de 30 años de edad, es reconocido por su potencial entre las 12 cuerdas y se prepara en Oakland, California, bajo la supervisión de Hunter Virgil quien reemplazó como entrenador al afamado técnico mexicano Ignacio “Nacho” Beristain.

Terminó la Odisea de “El Perro” Angulo en una prisión estadounidense. Ahora a esperar por una presumiblemente exitosa continuidad de la carrera de este boxeador mexicano que, según Óscar de la Hoya, está destinado a ocupar una posición de vanguardia en la categoría de peso ligero-mediana.

Comenta sobre este articulo