martirosyan-lara1192012Se terminó la espera, el cubano Erislandy Lara se vio las caras por última vez con el armenio Vanes Martirosyan antes de su combate del sábado en el Wynn Resort de Las Vegas, Nevada, en el que discutirán una eliminatoria de título mundial súper welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Erislandy Lara detuvo la balanza en 153.5 libras mientras que Martirosyan lo hizo en 153.

Más allá de la opción que tiene el ganador de disputarle la corona mundial al mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, está su reputación en juego, pues a estos dos a pesar de que se les ha negado durante largo tiempo la opción titular se siguen batiendo contra los mejores súper welter del planeta.

Tanto Lara como Martirosyan fácilmente podrían estar ostentando un fajín mundial sin arriesgar sus registros, pero en cambio han preferido buscar el camino difícil y este sábado los tendremos cruzando metralla.

Ninguno de los dos es fajador, son más cerebrales y van ajustando su planteamiento de pelea dependiendo del rival. Se fajan cuando la ocasión lo amerita.

La diferencia que existe entre los dos es que Lara pega más fuerte y es más práctico en su boxeo, trabaja sobre los errores y solo saca las manos que necesita, mientras que Vanes es acostumbra lanzar un gran volumen de golpes en riposta para anular el ataque del rival.

Desde mi punto de vista Erislandy tiene ventaja en esta lucha, pues pega fuerte con su derecha y por su guardia zurda será ese el golpe que mejor se le acomode a la hora de castigar al peleador armenio.

La pelea no llegará a la decisión, Martirosyan será derrotado por la vía del nocaut.

Crédito Foto: Chris Farina, Top Rank

Comenta sobre este articulo