perroangulo211112012Tuvieron que trascurrir diez meses desde su ingreso al centro de detenciones de migración para que Alfredo “Perro” Angulo estuviera disponible para reresar al ring y lo hizo de forma espectacular al noquear en 56 segundos de iniciado el combate al mexicoamericano Raúl “El Tigre” Cázares.

El nocaut se produjo con una izquierda demoledora que Angulo colocó en la barbilla de un Cázares que cayó desmadejado y fuera de sí.

El público que asistió el día de hoy al Staples Center de Los Ángeles, California, ovacionó a Angulo desde que emprendió su camino hacia el cuadrilátero, lo que causó un ambiente electrizante durante el combate, el cual a pesar de que duró poco llenó las expectativas.

Raúl Cazares no era alguien puesto para el lucimiento personal de Angulo, pero tampoco era un contendor como los que acostumbra enfrentar el oriundo de Mexicali, Baja California.

Al saberse ganador de la batalla el “Perro” Angulo rompió en llanto y agradeció a la afición que jamás lo olvidó y que le brindó su apoyo incondicional a pesar de que estuvo mucho tiempo impedido de pelear en la costa oeste de los Estados Unidos.

“Antes de la pelea me preguntaron si estaba nervioso y les dije que no, pero me empecé a sentir así desde que venía caminando del vestuario al cuadrilátero y cuando escuché a la gente me dieron ganas de llorar pero me tuve que aguantar,” confesó Alfredo Angulo.

El púgil mexicano tardará un poco más en retomar su nivel más óptimo, pero cuando lo haga será en plan grande.

Comenta sobre este articulo